miércoles, 25 de junio de 2008

A. BRINK DENUNCIA TOXICIDAD ARVs


ANTHONY BRINK
-¿Cómo usted, abogado, fiscal y juez en distintas etapas de su carrera jurídica, llegando incluso al Tribunal Supremo de Sudáfrica, se implicó en el tema Sida?
-En septiembre de 1996 entré en la web www.virusmyth.com y tras varias horas, pasando de un apartado a otro, llegué alarmado a la conclusión de que el Sida no es lo que se dice que es. Ese mismo año Thabo Mbeki empezó a prepararse para tomar las riendas del poder en Sudáfrica relevando a Nelson Mandela. Y Mbeki se tomó muy en serio un tema por el que Mandela no había mostrado interés alguno: el Sida. De hecho Mbeki aprovechó cada ocasión que tuvo para alertar al país del peligro del Sida ya que los organismos oficiales internacionales, dirigidos por blancos, afirmaban que iba a devastar África. Por eso en su momento constituyó un Comité de Emergencia integrado por antiguos ministros, un Equipo de Choque Interministerial contra el Sida y la Alianza Sociedad-Estado contra el Sida. Y empezó a recomendar el uso del preservativo, la fidelidad, el retraso en el inicio de las relaciones sexuales... Lógicamente Mbeki basaba sus decisiones en la versión oficial del Sida. Por eso, al darme cuenta de que en realidad todo se basaba en una serie de hipótesis nunca demostradas, sentí que era mi deber hacerle llegar lo que había descubierto.
-¿Y cómo lo hizo?
-Tras una larga reflexión llegué a la conclusión de que el aspecto en el que fundamentar mi estrategia debía ser la gravísima toxicidad de los medicamentos presentados como antivirales. En aquellos momentos tenía ya lugar en mi país un debate sobre la administración del AZT a las seropositivas embarazadas y la única objeción entonces era su alto coste. Sin embargo, yo ya había comprendido que ese fármaco es un veneno de efectos mortales a medio plazo. Y lo sabía porque, en paralelo a mi actividad jurídica, hice una recopilación exhaustiva de la literatura científica publicada sobre el AZT, tomé contacto con los laboratorios que lo fabrican, me entrevisté con el Dr. Richard Beltz, el científico que en 1961 había diseñado el AZT como veneno celular para usarlo como quimioterápico en casos de leucemia, etc., y finalmente redacté un informe que envié al ya, desde julio de 1999, Presidente Mbeki.
-¿Y qué ocurrió?
-Que el 28 de octubre de ese mismo año Mbeki encargó al Parlamento que se abriese una investigación sobre el AZT. Eso frenó la presión para administrarlo a las seropositivas embarazadas. Y el 21 de abril del 2000 se hizo público que el Ejército de Sudáfrica había decidido no prescribir AZT a los militares seropositivos.
-¿Cómo concluyó esa investigación sobre el AZT?
-Finalmente los organismos científicos y médicos sudafricanos, controlados por oficialistas -tanto blancos como negros transculturalizados-, acabaron justificando el uso del AZT ignorando la abundantísima evidencia científica publicada que lo desaconseja.
-Pero, ¿cómo puede afirmar tan rotundamente que el AZT es un veneno


-La poderosa multinacional norteamericana Sigma fabricaba el AZT desde mucho antes de la aparición del Sida en 1981. Pues bien, Sigma vendía desde el principio el AZT en una caja en la que aparecía una calavera con unas tibias cruzadas, signo mundialmente utilizado para avisar que se trata de un veneno. Y su etiqueta advierte en seis idiomas que es un potente tóxico y lo explica (ver foto). Eso para cajas con pastillas de 25 mg cuando resulta que hoy se propone tomar a los seropositivos 500 mg diarios mientras al principio se administraban 1.500. En suma, no es que lo diga yo, es que la propia multinacional fabricante avisaba clara y explícitamente en sus etiquetas que el AZT es puro veneno.
Pues bien, Glaxo Smith Klein vende el AZT como medicamento desde 1987 llamándolo Retrovir. Y en ningún documento suyo afirma que cure o alargue la vida. Ni siquiera que mejore la calidad de la misma. A pesar de lo cual así se publicita. Es más, lo afirman abierta y gratuitamente sus agentes comerciales, incluidos los encubiertos, es decir, la gran mayoría de los "especialistas" en Sida y los miembros de las organizaciones llamadas antiSIDA.
-¿Y por qué considera que el AZT es mortal a medio plazo?
-Por su forma real de actuar que además no tiene nada que ver con lo que afirman sus fabricantes. El prospecto del AZT -y el de cualquier supuesto antiviral- pone los pelos de punta. Uno de 1993 avisa de que puede ocasionar "anemia (pueden requerirse transfusiones), neutropenia, leucopenia, náuseas, vómitos, anorexia, dolor abdominal, dolor de cabeza, erupción, fiebre, mialgia, parestesia, insomnio, malestar, astenia, dispepsia, somnolencia, diarrea, vértigo, sudoración, disnea, flatulencia, alteración del sabor, dolor pectoral, pérdida de agudeza mental, ansiedad, frecuencia urinaria, depresión, dolor generalizado, escalofríos, tos, urticaria, prurito, síndrome semejante a influenza, convulsiones y otros efectos cerebrales, miopatía, pigmentación de las uñas, pancitopenia por hipoplasia medular, trombocitopenia aislada, alteraciones hepáticas tales como hepatomegalía o hígado graso y niveles sanguíneos aumentados de enzimas hepáticas y bilirrubina". Y contiene varias frases del tipo: "Tales alteraciones revierten rápidamente con la supresión del tratamiento" con lo que reconoce que el propio AZT es la causa. Es más, advertía de que "Dado que puede pasar a la leche materna y podría causar grave toxicidad a los lactantes se recomienda a las madres tratadas con Retrovir que no alimenten a sus hijos con leche materna". Sin embargo, hoy se está haciendo tomar a las seropositivas embarazadas a partir de los tres meses y al recién nacido durante las primeras seis semanas. Además apunta que es carcinógeno (produce cáncer), mutagénico (causa mutaciones) y clastogénico (ocasiona rupturas cromosómicas), luego altera por vías múltiples la información genética hereditaria (ADN) produciendo mutaciones de efectos imprevisibles. No es de extrañar que posteriores del prospecto sean más cortas.
Cabe añadir que el prospecto no explica cómo ocasiona todos esos trastornos… y muchos otros más. Se oculta que lo que hace el AZT es frenar la síntesis de ADN, oxidar los grupos sulfidrilos (-SH), bloquear la cadena de ADN y que además es citotóxico y daña, sobre todo, las mitocondrias.
-¿Y qué consecuencias tiene el daño a las mitocondrias?
-Eso lo hace en realidad no sólo el AZT sino todos los fármacos de su familia. Los nucleósidos análogos actúan contra las mitocondrias. Y muy probablemente también los inhibidores de la proteasa aunque aquí la literatura científica es menor ya que son más recientes. Ello no puede sino ser mortal a medio plazo.
Las mitocondrias son bacterias que viven por cientos en simbiosis dentro de cada una de nuestros cien billones de células que elaboran la molécula energética básica, la ATP, a partir del oxígeno. Cada día necesitamos nuestro propio peso en ATP para vivir. Y si las mitocondrias se dañan las células tendrán dificultades para producir energía. Cada noche precisamos formar un billón de células para reemplazar las que se nos mueren diariamente. De ahí que si falta energía la persona irá adelgazando, perdiendo masa muscular y morirá esquelética. Sobre todo teniendo presente que al efecto antimitocondrial de los antivirales se suma el producido por los antibióticos, diseñados precisamente contra las bacterias y administrados abundantemente por protocolo como supuestos preventivos. Las células nerviosas, musculares y hepáticas son las que, lógicamente, poseen más mitocondrias puesto que precisan de más energía. La acción antimitocondrial de antivirales y de antibióticos en particular contra estos tipos de células puede explicar, respectivamente, las demencias y encefalopatías, las miopatías musculares y problemas cardiovasculares, y las hepatitis y fallos hepáticos, tan generalizados entre los enfermos de Sida. Y también que los fallos del corazón y del hígado sean en la actualidad las dos causas más frecuentes de "fallecimiento por VIH/SIDA". E igualmente permite comprender muchos otros problemas, incluidos inmunodeficiencia, diarreas, etc., debido a que las células inmunitarias y las de los intestinos son las de mayor rapidez de renovación.
Además las mitocondrias se transmiten exclusivamente por línea materna. El espermatozoide pierde sus mitocondrias antes de fecundar el óvulo. Cada óvulo tiene unas 400.000 mitocondrias. La ingesta de antivirales y antibióticos que dañan las mitocondrias tiene que repercutir negativamente de forma inevitable en el desarrollo del feto y del bebé. Ésta puede ser la causa de las nuevas enfermedades infantiles que están siendo detectadas.
-Entonces, ¿cómo es que se está dando AZT a las seropositivas embarazadas y a sus bebés así como a muchísimos adultos dentro de los 'cócteles'?
-Sí, es realmente increíble. Y muestra a las claras cómo las farmacéuticas manipulan para abrir mercados o para defenderlos. Y cómo muchos ensayos clínicos los diseñan para que los resultados les beneficien. Pero lo peor es que al contrario de, por ejemplo, la talidomida -algunos de cuyos efectos más graves se reflejaban dramáticamente en el exterior en al menos una parte de los hijos de las embarazadas que la habían tomado-, el AZT tiene efectos cualitativamente más graves pero que pueden no ser visibles exteriormente, permanecer subclínicos y tardar años o décadas en salir a la superficie.
-¿Y considera tan importante informar de los peligros del AZT como para dejar su cargo y dedicarse sólo a ello?
-Sí. Porque desde la aprobación del AZT en 1987 el procedimiento establecido en el campo del Sida lo convirtió, por razones presentadas engañosamente como humanitarias, en el fármaco de referencia. Es decir, en nombre de que no se puede dejar de dar como mínimo el AZT a toda persona "seropositiva" o "caso Sida" que es incluida en un ensayo siempre se le da un producto tóxico. Lo que se hace es comparar entre sí dos productos tóxicos o sus combinaciones. Engañosamente a esos ensayos se les denomina "estudio placebo" cuando en realidad no hay ningún placebo -que por definición es una sustancia inocua- sino que siempre se comparan grados de toxicidad. Luego probablemente todo placebo daría mejores resultados que cualquiera de los numerosos antivirales utilizados. Además, el AZT -o semejantes- sigue formando parte clave de los 'cócteles'.
-¿Y por qué todo un libro sobre la toxicidad de la Nevirapina?
-Pues porque la Nevirapina fue propuesta como una mejor solución para lo que oficialmente se llama "transmisión de madre a hijo" al darse sólo una dosis a la madre y otra al bebé. Ello se presenta como si tuviese dos grandes ventajas: más económica que el AZT -lo cual es cierto- y menos tóxica, lo que en absoluto está demostrado.
El prospecto oficial de Nevirapina empieza avisando de que "hepatoxicidad grave, peligrosa para la vida y en ocasiones fatal, incluidas hepatitis fulminantes, cirrosis hepática y fallo hepático, han sido registrados en pacientes tratados con Viramune (Nevirapina)". Y en términos semejantes habla de "reacciones epiteliales". En ambos casos recomienda la interrupción del tratamiento aunque advierte de que no siempre ello frena el avance de esas consecuencias. Y avisa de numerosos otros graves efectos secundarios.
El ensayo HIVNET 012 realizado en Uganda con seropositivas embarazadas sirvió para que la farmacéutica Boehringer Ingelheim solicitase su reconocimiento ante la FDA norteamericana. Pero al hacerse públicas las manipulaciones y la corrupción habidas retiró la petición. En ningún país económicamente desarrollado está aprobada la Nevirapina para la "transmisión madre-hijo"... pero en una cincuentena de países en desarrollo Boehringer Ingelheim la dona inicialmente a fin de abrir mercado. Desgraciadamente la presión de la organización sudafricana Treatment Action Campaign (TAC) que dirige Zackie Achmat y de los medios de comunicación blancos en Sudáfrica ha obligado al Gobierno a tenerla que dar dentro del sistema sanitario.
-Pues se ha acusado al Gobierno de Sudáfrica de no administrar los antivirales porque quiere ahorrarse dinero y que ello es causa de la muerte de miles de sudafricanos...
-Es cierto que el presidente del país y el Gobierno, por boca de la Ministra de la Salud, la doctora Manto Thsabalala-Msimang, han declarado públicamente repetidas veces su oposición a los antivirales mientras no se demuestre científicamente que los beneficios de administrarlos son mayores que los daños que ocasionan. Y no existe ensayo clínico o artículo científico alguno que lo demuestre. A pesar de lo cual y lamentablemente hoy día se están administrando antivirales en todo el sistema sanitario de Sudáfrica. Los pleitos planteados por Treatment Action Campaign y otros lobbys de las farmacéuticas han llevado a sentencias de los órganos superiores de Justicia que obligan al Gobierno a entregar muchos miles de millones de dólares a las arcas de las ya ricas farmacéuticas cuando hacen falta para combatir la pobreza.
Y los antivirales sí que matan a miles de sudafricanos y a centenares de miles de personas en todo el mundo por las razones que le he dado. Incluso la influyente revista científica Lancet publicó en agosto del 2006 un artículo basado en doce ensayos hechos en Europa, Estados Unidos y Canadá que incluían a 22.217 personas diagnosticadas positivas y, para sorpresa de los autores, se llegó a la conclusión de que una década de utilización de los 'cócteles' ha llevado a un aumento relativo tanto de casos de Sida como de muertos por Sida.
Estos resultados resaltan la importancia del debate y de las investigaciones que el presidente Mbeki impulsó constituyendo en el 2000 el Foro Asesor en Sida para la Presidencia. Se trataba de que unos treinta especialistas defensores de la versión oficial y una quincena de críticos discutiesen las cuestiones claves del Sida, desde su causa a su epidemiología, desde su diagnóstico a su tratamiento y prevención.
-De hecho usted y yo nos conocimos en la segunda sesión de dicho panel celebrada en Johannesburgo los días 3 y 4 de julio del 2000, justo antes de la Conferencia Internacional sobre Sida de Durban. ¿Qué pasó con los diez experimentos allí acordados?
-La realización de aquellos ensayos aprobados por unanimidad hubiese significado el fin del Sida en el mundo. En particular el experimento clave era el número cinco que consistía en verificar la validez de los "tests del Sida" aplicando el gold standard, es decir, aislando el supuesto virus en quienes den positivo al test y no pudiendo aislarlo en quienes den negativo. Sólo así se puede afirmar que el test es fiable: si da positivo la persona está infectada y si da negativo no lo está. Una verificación que ¡no se ha hecho jamás! Por lo que, en realidad, todo positivo es un falso positivo. De efectuarse se vería que dar positivo no permite aislar el pretendido VIH en la sangre de la persona por lo que la existencia de dicho virus quedaría descartada.
En suma, a pesar de que los respalda el Gobierno de Sudáfrica no se ha podido ejecutar ni este experimento ni los restantes. El establishment del Sida ha puesto todo tipo de obstáculos. Claro que ya en el momento de su aprobación el máximo responsable de la investigación en Sudáfrica se permitió decirle a un importante disidente que tenía a su lado: "Estos experimentos no se harán jamás". Tal es la obscena seguridad que sienten quienes tienen a las multinacionales detrás.
-Tras esta obstrucción, ¿cuál es la posición de Mbeki hoy?
-Teniendo en cuenta el altísimo coste político -sobre todo internacional- que tenía el cuestionamiento de la versión oficial del Sida el partido del Congreso Nacional Africano decidió que Mbeki debía retirarse de la controversia. Además hay que tener presente que Mbeki nunca ha dicho en público que rechace la versión oficial del Sida. Una discreción que ha sido utilizada por el escritor Ronald S. Roberts para dedicar dos capítulos de su libro Preparado para gobernar: la inteligencia nativa de Thabo Mbeki -aparecido en junio pasado- para presentar la actual posición sobre el Sida de Mbeki como "continuación" de la que tenía antes de 1999. Para lo que plagió y manipuló mis libros y mucha de la investigación que hice y en su día le pasé. Fue lo que me ha obligado a dedicar los meses anteriores a este viaje por Europa a escribir el libro Mintiendo y robando que se publicó el pasado 10 de noviembre.
Por su parte, Mbeki ha aprovechado la aparición de otro libro biográfico -Thabo Mbeki: el sueño diferido- para que su autor, Mark Devisser, diese a conocer que, desde el silencio, persevera en su línea de aclarar cuáles son las verdaderas causas del Sida.
-¿Qué actividades tiene previstas al regresar a Sudáfrica?
-Sacaré un comunicado de prensa denunciando que, justo a los cincuenta años de haberse aprobado la talidomida, Treatment Action Campaign presiona con juicios al Gobierno para obligarlo a que administre AZT a las seropositivas embarazadas y a sus bebés además de la Nevirapina. Doble veneno.
Y enviaré a todos los diputados, partidos políticos, sindicatos, medios de comunicación, etc., dos folletos resumiendo mis libros sobre los peligros del AZT y de la Nevirapina. Por cierto, los he tenido que imprimir en Europa porque desde el 9 de marzo del 2005, tras una denuncia presentada por Treatment Action Campaign, la "Autoridad para los Criterios de lo Publicado" calificó mis argumentos de "declaraciones ofensivas" por lo que, en consecuencia, "no deben ser repetidas en los medios de comunicación, ni tampoco aceptadas para su reproducción por ninguna empresa impresora en Sudáfrica".
-¿Y qué ha ocurrido con su actividad jurídica?
-Tras veinte años de carrera decidí, en octubre del 2003, colgar la toga para dedicarme exclusivamente a investigar, escribir y difundir estos hechos científicos que, lamentablemente, están siendo silenciados por unas estructuras científicas y unos mecanismos de poder cada vez más supeditados a las multinacionales farmacéuticas. Sólo así se puede entender que algo tan carente de bases biológicas y científicas como el Sida se haya convertido en una terrible falsa verdad mundial incuestionable.
Además estaba harto de ser parte de un sistema de justicia que en Sudáfrica -como, me temo, en todos los países- sirve para estabilizar un orden político y económico al que me opongo. Podría volver en cualquier momento pero no lo haré mientras pueda evitarlo. Me siento más satisfecho en mi actual apartamento de una habitación haciendo una actividad que considero beneficiosa para mi gente y para la humanidad que antes en mi mansión como miembro privilegiado de un poder judicial al servicio de unos intereses políticos y económicos que no comparto.
-Por cierto, ¿qué sucedió con la acusación por genocidio contra Zackie Achmat que depositó en enero ante el Tribunal Penal Internacional de La Haya? (vea en nuestra web -www.dsalud.com- la noticia que apareció en el número 92).
-La única respuesta que recibí es el acuse de recibo anónimo que remiten automáticamente. Pero tampoco esperaba nada más por la razón que he dado al final de la respuesta anterior. Mi objetivo no era lograr que dicho tribunal enjuiciase y condenase a Achmat pues ello es actualmente imposible. Sé muy bien que sólo en unas circunstancias muy especiales las instancias jurídicas nacionales e internacionales se atreverán a enfrentarse a las multinacionales farmacéuticas que están haciendo pingües beneficios envenenando a millones de personas con la excusa del VIH/SIDA pero esas circunstancias aún no se dan.
La denuncia era muchas cosas: un documento criminal exponiendo los hechos incriminatorios juzgables, un desvelamiento de su hipocresía y deshonestidad personal, una calificación de Achmat como macabro promotor de los antivirales y una caricaturización del modelo occidental de justicia en la que los vencedores en la geopolítica la aplican contra los perdedores.
Mi denuncia tenía un objetivo básicamente interior: golpear directamente en la cara a Achmat, desequilibrarlo y así contrarrestar temporalmente la intensísima campaña que dirige contra el Gobierno de Sudáfrica para que acabe capitulando ante las farmacéuticas. Meta que fue claramente alcanzada. Durante varios días mi denuncia fue noticia de primera línea en muchas emisoras de radio y televisión, y me llovieron peticiones de entrevistas. No tanto en los periódicos pues están mucho más controlados por los grupos blancos poderosos y han jugado un importantísimo papel impulsando las ficticias ideas de que "el Sida devasta África" y de que "Sudáfrica es el epicentro de la epidemia de SIDA". Y, lo que es mucho peor, imponiendo la terrible realidad de obligar al Gobierno a administrar antivirales en el sistema sanitario.
-Varias veces ha hablado Ud. de "blancos". ¿No es peligroso relacionar color de piel y lucha contra el Sida?
-No sólo no es peligroso sino imprescindible si el mundo quiere entender qué está ocurriendo realmente con África en relación con el Sida. África es la principal víctima política y cultural del invento Sida. África es presentada como el continente castigado por sus supuestas orgías sexuales en las que incluye a los monos verdes. Y toda persona negra ha sido convertida en sospechosa de ser un obseso sexual infectado por el VIH.
En el 2002 el partido del Congreso Nacional Africano publicó un documento -cuya elaboración dirigió Mbeki- con un subtitulo revelador: El VIH/SIDA y la lucha por la humanización de los africanos. Quiero leerle este párrafo que afirma sarcásticamente: "¡Sí, estamos locos por el sexo! ¡Sí, estamos enfermos! ¡Sí, extendemos el Virus IH con nuestro incontrolado sexo heterosexual (y, ciertamente, en este sentido, somos distintos de los EEUU y de Europa)! ¡Sí, nosotros, los hombres, abusamos de las mujeres y de las adolescentes con alegre desparpajo! ¡Sí, entre nosotros, la violación es endémica debido a nuestra cultura! ¡Sí, creemos que acostándonos con jóvenes vírgenes nos curaremos del Sida! ¡Sí, a resultas de todo esto estamos amenazados de destrucción por la pandemia del VIH/SIDA! ¡Sí, lo que necesitamos, pero no podemos pagarnos porque somos pobres, son condones y fármacos antivirales! ¡Socorro! ¡Ayudadnos!".
Y este racismo humanitario tiene consecuencias destructivas muy prácticas. Quienes defienden la falsa idea de que el Sida asola África no están combatiendo el Sida sino, por el contrario, reforzándolo y usándolo como un arma contra la población negra. Y quienes desde Europa y Estados Unidos impulsan, probablemente con la mejor intención, campañas y acciones para obligar a los gobiernos y a las instituciones mundiales a que aporten miles de millones de dólares a un fondo para comprar condones y antivirales para África, quienes presionan a las farmacéuticas para que abaraten sus venenos, quienes actúan para lograr el acceso a los genéricos son cómplices de intento de genocidio.
-¿Por qué dice "cómplices de intento de genocidio" y no "cómplices de genocidio"?
-Porque afortunadamente no lo están logrando aunque hayan conseguido avances parciales. Como Achmat consiguiendo imponer la administración gratuita de antivirales en Sudáfrica. Pero en realidad la población africana sigue creciendo a un fuerte ritmo que para nada se ha visto frenado por las noticias falsas publicadas del tipo "las fábricas se quedan sin obreros y las escuelas sin maestros por culpa del virus del SIDA".
Recomiendo al respecto los artículos del importante escritor y periodista sudafricano Rian Malan. Es ilustrador el ejemplo que pone de los fabricantes de ataúdes: resulta que los que no se han visto obligados a cerrar mantienen un volumen de negocio estable. Y los negros entierran ceremoniosamente en ataúdes a sus muertos verdaderos. De los millones de muertos ficticios víctimas del VIH/SIDA ya se encarga el propio establishment del Sida que acaba de verse obligado a reducir sus estadísticas mundiales en casi siete millones. Y muchos millones más tendrán que rebajar…
-Una última pregunta: ¿por qué se intenta ridiculizar a la Ministra de Salud de Sudáfrica llamándola Doctora Zanahoria?
-Y cosas mucho peores. Se debe a que la doctora Manto Tshabalala-Msimang, viendo los efectos dañinos de los antivirales está, por un lado, potenciando a los sanadores tradicionales ya que han recuperado a muchas personas que, diagnosticadas en las ciudades como "portadoras del VIH" o como "casos de Sida", decidieron regresar a sus poblados a morir. Y, por otro lado, facilitando la realización de ensayos clínicos que empiezan a demostrar los buenos resultados que se pueden obtener con una alimentación adecuada.
De hecho todo lo que ayude a que sus mitocondrias funcionen mejor ayudará a la recuperación de la persona, por enferma que esté. Y todo lo que mejore el matrix extracelular (el oficialmente desconocido sistema de Pischinger) contribuirá a que las mitocondrias generen más energía. Esto, potenciado por el cambio anímico que significa comprender qué es realmente el Sida, en particular en África, permite obtener resultados muy positivos. No es cierto que el Sida esté acabando con África. Antes bien, creo que Sudáfrica contribuirá de forma decisiva a acabar con el Sida.

martes, 24 de junio de 2008

EL PRESIDENTE DE SURAFRICA ES DISIDENTE

Joan Shenton. Se dice que Vd., el año pasado, declaró en el parlamento que le preocupaba el hecho de que se estuviese dando AZT a las mujeres embarazadas. ¿Por qué le preocupaba?.

Thabo Mbeki. Bueno, porque se han planteado muchas preguntas sobre la toxicidad de este fármaco; las dudas eran muy serias. Como gobierno, tenemos la responsabilidad de resolver los problemas relacionados con la salud pública y, por lo tanto, podemos tomar decisiones, debemos tomar decisiones, que tendrán un impacto directo sobre los seres humanos. Y, a mi parecer, al existir dudas y surgir preguntas en torno a la toxicidad y la eficacia del AZT y otros fármacos, se hacía necesario estudiar estos temas de nuevo, porque la conciencia de uno no estaría tranquila si, a pesar de haber sido advertido del posible peligro, ha seguido adelante y ha dicho, a pesar de los riesgos, vamos a distribuir estos fármacos.

Joan Shenton. Algunos médicos del SIDA afirman que las pruebas son abrumadoras, que el VIH es la causa del SIDA y que el AZT resulta beneficioso. ¿Qué diría Vd. al respecto?

Thabo Mbeki. Yo diría que por qué no reunimos todos los puntos de vista diferentes sobre esos temas en un mismo lugar. Dejemos que se sienten en torno a una mesa, que discutan sobre todo esto, que presenten todas las pruebas existentes, y veamos que sale de ese debate; ésa es la razón de ser del grupo de expertos del que hablábamos antes. Podrían estar en lo cierto. Pero yo creo que si están en lo cierto y están convencidos de que tienen la razón de su parte, sería muy bueno para ellos que demostrasen a los otros, los que están equivocados, que están equivocados.

Joan Shenton. La gente dice que a Vd. no le gusta la idea de dar AZT a las embarazadas (por supuesto, estoy yendo al terreno de lo personal), porque es demasiado caro y, en cierto modo, a Vd. se le ve como a un tacaño. ¿Qué responde a eso?

Thabo Mbeki. Pues que es lógico que lo considere así alguien que opina que se debe administrar ese fármaco para detener la transmisión de la enfermedad, como se dice en este caso: la transmisión de madre a hijo. (El AZT) es tremendamente costoso, y eso es algo que debemos tener en cuenta. Pero también digo que, en este contexto, tenemos que responder a determinadas preguntas sobre el efecto tóxico de este fármaco. Si estás en un puesto en el que las decisiones que tomas pueden tener, y de hecho tienen, serias consecuencias sobre la salud de las personas, no puedes ignorar un considerable volumen de experiencia en el mundo entero que afirma que este fármaco tiene ciertos efectos negativos.

Joan Shenton. ¿Por qué recientemente ha hablado Vd. con tanta franqueza sobre la codicia de las compañías farmacéuticas?

Thabo Mbeki. Pienso que se deben discutir muchas cosas; el tema de la salud y el tratamiento de las personas parece, de hecho, estar orientado a obtener beneficios. Probablemente Vd. ha oído hablar de la larga pelea que tuvimos con la industria farmacéutica sobre el tema de las importaciones paralelas y cosas por el estilo. Lo que nosotros decimos es que queremos que las medicinas y los fármacos sean lo más baratos posibles para una población como la sudafricana, que en su mayoría es pobre. Necesitábamos encontrar esas medicinas donde fueran más baratas, controladas como es debido, probadas como es debido; el producto genuino, nada de falsificaciones.

Joan Shenton. En la prensa se le insta a que se limite Vd., cito textualmente, a realizar el trabajo para el cual ha sido elegido, y deje los temas especializados para los que más entienden de ellos. ¿Qué responde a esto?

Thabo Mbeki. Bueno, no me puedo imaginar a ningún jefe de gobierno diciendo: no estoy especializado en economía, por lo tanto, no puedo tomar decisiones relativas a la economía; no soy un soldado, por lo tanto, no puedo tomar decisiones que afecten al ministerio de defensa; o no soy un educador, un pedagogo, por lo tanto, no puedo tomar decisiones sobre educación. No veo por qué la salud debe tratarse como algo tan tremendamente especializado, sobre lo cual el presidente de un país no pueda tomar decisiones. Creo que sería negligente decir: bueno, en lo que se refiere a política sanitaria, vamos a dejar el tema a los médicos y los científicos; en lo que se refiere a educación, lo dejaremos a los educadores y pedagogos. La verdad, me parece absurdo.

Joan Shenton. ¿Qué le parece la reacción que han tenido algunos de los virólogos e intelectuales más prominentes de su país ante su postura?

Thabo Mbeki. Tengo la sensación, como ya le he dicho antes, de que hemos sido todos educados en una única corriente de pensamiento, y en realidad no me sorprende en absoluto que se encuentre a una abrumadora mayoría de científicos en este campo, en esta cultura, gente que sostiene un punto de vista determinado, porque ése es el único al que han tenido acceso. Este otro punto de vista, y eso es en parte lo que más miedo da, este punto de vista alternativo, en cierto modo, ha sido ocultado. No debe ser oído, no debe ser visto. Ahora mismo, eso se ha convertido en una exigencia. ¿Por qué está Thabo Mbeki hablando con científicos desacreditados, concediéndoles legitimidad?

Es un hecho muy preocupante que podamos decir, en el mundo actual, que existe un punto de vista que está prohibido. Está proscrito. Que hay herejes que deben ser quemados en la hoguera. Y todo eso se dice en nombre de la ciencia y la salud. No, no puede estar bien.

Joan Shenton. Últimamente, se ha dicho que la industria farmacéutica es más poderosa que los gobiernos. ¿De verdad va Vd. a ir tan lejos, y llevar este debate a otros líderes del mundo, como el presidente Clinton, el primer ministro Blair, o quizás el primer ministro de la India, que, al igual que Vd, ha expresado su deseo de que se realice una investigación sobre estos temas?

Thabo Mbeki. Claro, por supuesto. Sí que quiero presentar el tema a una serie de líderes políticos de todo el mundo. Al menos para informarles de lo que estamos haciendo, hacerles comprender la verdad de todo este asunto; no lo que puedan ver en televisión o leer en los periódicos. Y, sí que nos animó mucho ver que el gobierno de la India se involucraba en el tema. Creo que el interés por estos problemas, que de alguna forma han sido ocultados, va a crecer a nivel mundial. La situación es crítica, porque el objetivo de todo lo que estamos haciendo es poder responder adecuadamente a lo que se ha retratado como una catástrofe de primera magnitud en el continente africano. Tenemos que responder adecuada y urgentemente, y no se puede responde adecuadamente si se cierran los ojos y los oídos a un determinado punto d vista, a cualquier evidencia científica que se presente. Un punto que pareceestar muy claro dentro de la opinión alternativa que estamos presentando, es ¿Qué se puede esperar que pase en África en lo que respecta a los sistemas inmunes, cuando la gente es tan pobre, y está sujeta a infecciones repetidas y todo lo demás?

Claramente, se puede esperar que estos sistemas inmunes se vengan abajo, y no le quepa la menor duda de que eso es precisamente lo que está pasando. Por otro lado, el atribuir tal situación de inmunodeficiencia a un virus produce una respuesta específica, y lo que estamos debatiendo aquí, como gobierno de Sudáfrica, es que nos parece incorrecto responder al reto que supone el SIDA dentro de una banda estrecha. Si solamente decimos: hay un virus, sexo seguro, utilizad preservativos, y nada más... no pararemos la expansión del SIDA en este país.

Joan Shenton es directora de Meditel Productions, Reino Unido


MODELOS MATEMATICOS QUE DEMUESTRAN LA GRAN ESTAFA

¿Por qué abandoné la teoría del VIH como causa del SIDA?
Un artículo de la investigadora científica Rebecca Culshaw, que invita a reflexionar sobre el colosal negocio de las multinacionales farmacéuticas

Tras diez años proyectando modelos matemáticos sobre la teoría del VIH como causa de la llamada enfermedad del SIDA Rebecca Culshaw decidió hacer frente a sus propias convicciones y escribió un artículo titulado ¿Por qué abandoné la teoría del VIH como causa del SIDA? En él, desde su experiencia como investigadora del más alto nivel, afirma: "Existen evidencias suficientes para sostener que toda la base de esa teoría está equivocada. El SIDA no es una enfermedad tanto como una estructura sociopolítica que pocas personas entienden y aún menos se cuestionan. El problema de la causa parece estar fuera de toda duda e incluso plantearlo se juzga irresponsable… pero las hipótesis en ciencia merecen ser estudiadas y ninguna debe aceptarse antes de que sea probada; especialmente cuando su aceptación ciega tiene horribles consecuencias".

DE MODELAR EL VIH A RECHAZARLO

Culshaw no ha sido galardonada con el Nobel -ni probablemente lo sea ya- pero los diez últimos años de su vida ha vivido inmersa en el paradigma oficial del VIH = SIDA. Su trabajo ha venido siendo crear modelos matemáticos de la infección, un campo en el que entró en 1996. Sola o en equipo tiene, incluso, trabajos publicados al respecto: "Comparison of optimal treatments for HIV", "Review of HIV Models: The role of the natural immune response and implications for treatment", "Optimal HIV Treatment by maximizing immune response", y algún otro más. Bueno, pues su conclusión final hoy es que la visión oficial es falsa. "Durante este tiempo -afirma- he llegado finalmente a comprender que hay suficientes evidencias que permiten sostener que toda la base de esta teoría está equivocada. El SIDA, no es, según parece, tanto una enfermedad como una estructura sociopolítica que pocas personas entienden y aún menos se cuestionan. El problema de la causa parece estar fuera de toda duda e incluso plantearlo se juzga irresponsable".

Sus razones científicas las ha dejado plasmadas en un artículo titulado Por qué abandoné la hipótesis del VIH-SIDA cuya versión original puede encontrar el lector en http://www.lewrockwell.com/orig7/culshaw1.html. En él recoge las mismas incertidumbres que comparten otros muchos investigadores y aporta argumentos para el debate que quizás no sean suficientemente conocidos y que merecen el respeto al menos de ser tenidos en cuenta en un debate en profundidad. Por ejemplo, ¿sabía usted que no todos los que tienen el VIH acaban padeciendo SIDA? Probablemente sí, pero, ¿sabía que hay quien tiene el SIDA y no tiene el VIH? ¿O que puede ser usted seropositivo en Gibraltar y no en Málaga? Pues sobre estas realidades habla la particular versión de Yo confieso de Rebecca Culshaw, una carta sincera y clara en su argumentación dirigida al corazón de la comunidad ortodoxa y de todos aquellos que experimentan a diario la duda en las convicciones aceptadas: "¿Por qué nosotros como sociedad hemos aceptado tan rápido una teoría para la que existen tan pocas evidencias sólidas? ¿Por qué tomamos las proclamas de las instituciones gubernamentales como el NIH y el CDC, vía portavoces y organizadores, como muestras de fe? El ciudadano medio no tiene ni idea de cuan débil es la conexión que realmente existe entre VIH y SIDA siendo por eso que frases tan insostenibles como 'el virus del SIDA' o 'la prueba del SIDA' se han vuelto parte de la lengua vernácula común a pesar de que no hay ninguna evidencia de su exactitud."

HEPATOXICIDAD DE LOS ANTIRRETROVIRALES



HEPATOXICIDAD DE LOS ANTIRRETROVIRALES
Incidecias, mecanismos y conducción.
(Traducido del inglés)
Núñez M.
Enfermedades infecciosas. Hospital Carlos III, Madrid
Una de las toxicidades vinculadas al uso de antirretrovirales es la elevación de transaminasas. La toxicidad del hígado es una causa de enfermedad y mortalidad y en la discontinuidad en los tratamientos de los pacientes infectados por HIV. Mientras muchos de los antirretrovirales han demostrado ser causa fatal de hepatitis aguda, la mayoría, a menudo causa elevaciones asintomáticas de transaminasas. La toxicidad del higado es más frecuente entre sujetos con hepatitis C crónica y/o B. La incidencia de la toxicidad del hígado inducida por medicamentos no es bien conocida en el caso de la mayoría de los antirretrovirales. La contribución de cada droga particular en el desarrollo de hapatoxicidad es múltiple, incluyendo toxicidad directa del medicamento, reconstrucción inmonológica en presencia de coinfección HCV y /o HBV, reacciones de hipersensibilidad relacionadas con el hígado y toxicidad mitocondrial. Otras direcciones patogénicas, que también pueden estar relacionadas, tales como la resistencia a la insulina causada por muchos antirretrovirales, los cuales pueden contribuir al desarrollo de esteohepatitis. El manejo del la toxicidad del hígado está basada, sobretodo, en su impacto clínico, la severidad y mecanismos de patógenesis.

DERECHO A LA INFORMACIÓN

Despues de 40 años dedicado a estudiar inmunodeficiencias adquiridas y 24 años dedicado a estudiar con cuidado el SIDA, he llegado a la conclusión que la llamada "ciencia del VIH", no es ciencia sino mas bien una religión, pues allí todo se acepta como verdad revelada y nadie exige las pruebas necesarias y posibles. La única manera de impedir que se siga engañando a las personas es PERMITIENDO que estas tengan acceso a toda la información disponible, por peligrosa, estúpida y ridícula que esta pueda parecer. Es un derecho constitucional de las personas decidir sobre su salud despues de estar BIEN INFORMADAS. Se viola la constitución de los países si se impide informar a las personas en asuntos relacionados con la salud y mas sobre una enfermerdad que oficialmente es considerada mortal y sin cura como el SIDA.

Roberto Giraldo, MD
Nueva York
http://www.robertogiraldo.com

TESTIMONIO

Hace ocho años fui diagnosticado de VIH sida ,en esa epoca cursaba una seria infeccion debida al estafilococos aureus,a raiz de esta infeccion sin pedir mi autorizacion me hicieron un test de Elisa el cual como dije ,dio positivo।Pasaron los años ,perdi trabajo ,me quise suicidar,bebi bastante y me drogue tambien.Nunca tome los retrovirales que me dan en el hospital Barros Luco,ahora el doctor Ricardo Morales me las retiro.Me dedique a navegar por internet y aestudiar y descubri que existen mas de 60 enfermedades que dan falsos positivos y recientemente me fui a hacer otro examen;sorpresa en ningun lugar dio positivo perotampoco negativo excepto en un laboratorio.Nunca me he enfermado y curiosamente soy mas sano que el comun de las personas.


Descubri ademas que los laboratorios ,verdaderos carteles mafiosos han ganado y ganan fortunas con esta y otras enfermedades y que sus remedios no curan nada solo tratan los sintomas y producen efectos secundarios que te mantienen aferrados a ellos de por vida,claro ,el negocio es redondo.Los analisis de Abbot que se llaman Elisas dicen claramente en el prospecto que estos analisis no detectan la presencia de ningun virus ni anticuerpos especificos o relacionados con un virus del VIH sida,eso por si algun dia alguien los quiere demandar ,ellos diran con justo derecho que estaban advertidos,este analisis Elisa no detecta la presencia de ningun virus de VIH sida.Logico,se cubren las espaldas legalmente.Hoy por hoy me encuentro sano pero triste ,depues de haber llorado y sufrido tanto y llevarme a otras personas en el camino.

Miguel Swenson

SIDA, ¿NADIE SABE NADA? ¿NADIE VE NADA?


En noviembre de 1997, a raíz de la publicación en algunos medios de ciertas informaciones polémicas que ponían en duda los actuales puntos de vista oficiales sobre el Sida, (desde la idoneidad de los tratamientos hasta la propia existencia del virus VIH), el diputado del BNG, Francisco Rodríguez Sánchez, dirigió una interpelación parlamentaria por escrito a la Mesa del Congreso de los Diputados, para conocer la postura de las autoridades sanitarias españolas sobre el particular.
Ese mismo año, y a iniciativa de una publicación española, se enviaron cartas a distintos organismos oficiales relacionados con la sanidad, (desde el propio Ministerio de Sanidad al Consejo General de Colegios Médicos, organismo similar de farmacéuticos, etc.), indagando por la existencia de pruebas sobre la existencia del VIH.
No hubo respuesta a dichas cartas y la dada al diputado del BNG consistió en una reafirmación en lo es catecismo oficial de creyentes desde hace 25 años: “que el virus por supuesto existe”, que “se puede aislar de los enfermos”, “pudiéndose incluso medir su cantidad mediante ciertas técnicas”, que los tratamientos son “eficaces y recomendables”, etc., y que “no tenía sentido ningún debate público sobre estos hechos tan evidentes”.
Pues bien, se da la casualidad de que entre los que no parecen tener las cosas tan claras como las autoridades sanitarias, se encuentran precisamente las propias compañías farmacéuticas que fabrican y comercializan los tests con los que se supuestamente se detecta la infección por VIH a las personas.
Estas compañías, como que conocen muy bien las dificultades que entraña la detección de un virus sobre cuyo aislamiento existen importantes lagunas científicas, han decidido curarse en salud y lavarse las manos, nos imaginamos que ante posibles demandas judiciales, al extremo de advertir, en los prospectos de instrucciones de los tests, de la imprecisión de estos tests a la hora de detectar la presencia del VIH.
Pero es aún más interesante, por las importantes implicaciones que tiene, la explicación que dan para esta falta de sensibilidad de los tests de VIH.
Recordemos que los principales tests que se vienen usando para la detección del VIH son el test ELISA y el test Western Blot, que detectan supuestamente anticuerpos contra el VIH. Otro test usado muy frecuentemente es el test de “carga viral”, que mide supuestas cantidades de virus VIH.
Así, la compañía Abbott, uno de los fabricantes del test ELISA, declara: “La prueba ELISA sola no puede ser usada para diagnosticar Sida, incluso si la investigación propuesta con muestras reactivas sugiere una alta probabilidad de que los anticuerpos VIH-1 estén presentes” (Abbott 1997).
Por su parte el prospecto de uno de los kits de W. Blot, test considerado en España como el test de confirmación y prohibido en el Reino Unido por poco fiable, advierte:”No usar este test como la única base para el diagnóstico de la infección por VIH” (Epitope Organon-Teknika).
De forma parecida, el prospecto que acompaña al tan frecuentemente usado test de “carga viral” advierte: “El Amplicor VIH-1 Monitor test no está previsto para ser usado como un test de exploración para el VIH ni como un test de diagnóstico para confirmar la presencia de infección por VIH” (Roche 2003).
Habrá quien piense que esas advertencias, por lo que respecta al test ELISA y al W. Blot, obedecen al hecho de que, en España y otros países, es necesario, para el diagnóstico de infección por VIH, dar positivo en ambos tests, sin embargo parece que los tiros no van por ahí, ya que la explicación de Abbot va mucho más allá, estableciendo de forma clara e inequívoca: “En la actualidad no hay estándar reconocido para el establecimiento de la presencia o ausencia de anticuerpos VIH-1 en sangre humana. Por tanto la sensibilidad fue calculada basándose en los diagnósticos clínicos de Sida y la especificidad en donantes aleatorios” (Abbott 1997).
¿A qué se refiere la compañía Abbot cuando reconoce que “en la actualidad no hay estándar reconocido para el establecimiento de la presencia o ausencia de anticuerpos VIH-1 en sangre humana”? Abbot sencillamente está admitiendo la invalidez de los tests para detectar el VIH pues, al admitir que no existe estándar reconocido está reconociendo que falta el requisito indispensable para que estos tests sean mínimamente fiables Y es que en medicina clínica el único método válido para establecer la sensibilidad y especificidad –la validez en suma- de los tests virales indirectos, como es el caso de los tests de anticuerpos, es la comparación de los resultados del test con el estándar adecuado, que no es otro que la propia detección del virus en la sangre fresca, sin cultivar, de supuestos portadores o enfermos. Es decir, antes de usar en la población esos tests, debemos antes validarlos, asegurarnos de que son fiables, lo que implica que debemos comprobar que se encuentra el virus en un porcentaje significativo de las personas que han dado positivo a esos tests. De otro modo, ¿Cómo íbamos a poder asegurar que las personas que dan positivo a esos tests tienen el virus?
El único estándar válido, no solo para los tests de anticuerpos, sino para todos los tipos de tests virales indirectos, (sean tests que detectan antígenos –proteinas del virus- sean tests que detectan secuencias genéticas del virus, como el test de “carga viral”), es por lo tanto la detección del propio virus VIH en la sangre de las personas.
El reconocimiento por parte de Abbott de que no hay estándar reconocido, o –lo que es lo mismo- el reconocimiento de que no se encuentra virus en la sangre fresca de las personas, (ni siquiera para poder hacer estas elementales comprobaciones de los tests con los que precisamente se le diagnostica a las personas la condición de “portador” o “infectado” por el VIH), supone algo inaudito en unos tests que se han venido usando durante más de 20 años para diagnosticarle infección por VIH a muchos miles de personas, algo que muy posiblemente abra la puerta a muchas demandas judiciales.
¿Y porqué no se encuentra el virus en las personas? ¿Tiene lógica que hablemos de un virus que se transmite por sangre pero que al mismo tiempo sea imposible encontrarlo en la sangre de las personas, con la tecnología actual, presupuestos millonarios y un ejército de investigadores en la labor?
Inevitablemente acude a la mente lo sucedido hace años durante la Conferencia Internacional de Sida de Ginebra, cuando el Dr. Ho, una de las eminencias mundiales del VIH, reconoció ante las preguntas del periodista Huw Christie que, después de más de 20 años, no existía una sola fotografía al microscopio electrónico del VIH, tomada a partir de la sangre fresca de enfermos o supuestos portadores.
Al no haberse hallado nunca el VIH en la sangre fresca de ningún ser humano, con o sin Sida, no sólo nos encontramos ante un argumento incontestable en contra de que este supuesto virus sea el causante de ningún proceso transmisible, (la primera condición de las enfermedades transmisibles es que el supuesto agente causal debe ser hallado en todos y cada uno de los casos de la enfermedad, en su sangre fresca o tejidos sin cultivar, se entiende), sino que nos encontramos ante un argumento muy sólido en contra de que este supuesto virus exista, (salvo que asumamos que es un virus invisible o que produzca la enfermedad por control remoto).
Y acude nuevamente a nuestra memoria otro suceso singular, del cual los medios de comunicación se cuidaron muy bien en informarnos: el famoso “Juicio por la sangre contaminada”, de Gottingen, Alemania, que tuvo lugar en 1995-97. En ese juicio, el virólogo Stefan Lanka invitó al tribunal a que “encontrara un solo científico que fuera capaz de comparecer para declarar bajo juramento y simplemente demostrar que el VIH existía y causaba el Sida”. A pesar de que el juicio había sido anunciado por los medios a bombo y platillo, de repente cesó toda información. ¿Qué pasó? Pues que, como el tribunal tuvo ocasión de comprobar, tal científico, capaz de comparecer para declarar bajo juramento que el VIH existía y causaba el Sida, todavía no había nacido, a pesar de los miles de ellos que acuden a los congresos de Sida y de los miles que viven del cuento del VIH.
Estos hechos no hacen más que corroborar los datos y argumentaciones que desde hace años se vienen presentando contra la Hipótesis VIH-Sida por parte de investigadores de mucho prestigio, como el retrovirólogo Peter Duesberg, (quien ya planteó en 1987 el carácter no infeccioso del Sida), o el epidemiólogo Gordon Stewart, (quien señaló hace años que la epidemiología del Sida no correspondía a la de ninguna epidemia infecciosa), o la biofísica australiana Eleni Papadopulos-Eleopulos, (quien llamó la atención en varias ocasiones –la primera en 1988- acerca de que el supuesto virus VIH no había sido aislado), o el Premio Nobel de Química de 1993 e inventor de la PCR, el bioquímico Kary Mullis, (quien denunció la imposibilidad de encontrar las simples referencias científicas de los supuestos trabajos que demuestran que el VIH causa el Sida). Y muchos cientos de investigadores más que, desde hace más de 15 años, piden un debate científico sobre el tema.
Todos ellos vienen siendo desde hace años censurados por los medios de comunicación y autoridades sanitarias nacionales e internacionales, aduciéndose, ironías de la vida, razones de “salud pública”.
Pero he aquí que ahora ya no son estos científicos, llamados “disidentes”, (quienes recientemente han sido comparados, en un artículo del “New York Times”, con quienes niegan el “Holocausto Judío”), sino las propias compañías farmacéuticas que fabrican y venden los tests más usados para diagnosticar la presencia del supuesto virus VIH en las personas, las cuales vienen a decirnos, (eso sí de forma encubierta, para evitar demandas y poder seguir con su venta), que el valor de los tests para detectar el VIH no es mayor que tirar una moneda al aire y que, en definitiva, eso del “virus del Sida” es más que dudoso.
En medio de este panorama surrealista, que convierte la actual visión oficial del Sida más en un cuento para niños que en una visión científica seria, la decisión de las autoridades sanitarias españolas de proceder a la realización de un registro que incluya a las personas supuestamente infectadas por el VIH, en el que se incluyen datos personales sin garantía de secreto o anonimato, a la vez que un nuevo atropello a los derechos elementales de las personas, supone un dislate más por parte de instituciones y personas, empeñadas año tras año, en permanecer en el limbo.

sábado, 21 de junio de 2008

RECUPERACIÓN DE PENSIONES

RECTA FINAL EN LA IMPUGNACIÓN COLECTIVA CONTRA LA PÉRDIDA DE LOS DERECHOS SOCIALES DE LAS PERSONAS MINUSVÁLIDAS AFECTADAS POR VIH . EL TRIBUNAL SUPREMO DECIDIRÁ AHORA SOBRE LA LEGALIDAD DEL DECRETAZO

La impugnación de los Decretos de Minusvalías 1971/99 y 1169/03
realizada por la Mesa Sida Galiza, es un proceso que ha venido a dar
respuesta, tanto jurídica como política, ante la grave actuación
realizada por el Gobierno Español lesionando los derechos
irrenunciables de las personas minusválidas enfermas de VIH/SIDA.
Tras 9 años de pelea, contra la pérdida de derechos por "decreto", el
pleito se encuentra pendiente de sentencia.
Como muestra del "impacto" que supuso la aplicación retroactiva de la
citada norma, podemos citar los casos de F.C.S. y de J.P.R., cuyos
Expedientes Administrativos rezán ya en Autos.
La primera de las personas citadas, F.C.S., se encuentra en la
cárcel, aquejada por diversas enfermedades oportunistas asociadas al
Sindrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) que sufre, presentando un cuadro clínico de Inmunodeficiencia Severa, Hepatitis C y Neumonías
de repetición. Esta persona, gravemente enferma y privada de libertad,
que tenía asignado un GRADO de MINUSVALÍA del 81 % con anterioridad a
revisado su caso al amparo del la "nueva norma", su NIVEL de
minusvalía descendiá "paradójicamente" hasta un 0 %, ello supuso la
pérdida de los derechos derivados de su condición de minusválido y, en
consecuencia la retirada de la Prestación No Contributiva..
En igual situación, se encontró el también enfermo J.P.R., el cual,
como se desprende de la prueba practicada, perdió las Prestaciones de
Orfandad e Hijo a Cargo (INSS) que venía percibiendo por su estado de
salud, al serle asignado un nivel muy inferior al 65 % de minusvalía
en la revisión "programada", perdiendo con ello su estatus protector.
Huelga decir que no estamos ante casos "aislados y anecdóticos",
puesto que las historias de vida relatadas, se repitieron y se repiten
en cientos y cientos de personas enfermas de VIH/SIDA.

Los datos "citados" han sido constatados en la práctica de la prueba
realizada ante el Tribunal Supremo, con la remisión por parte de las
CC.AA de multitud de expedientes de valoración del grado de minusvalía
a instancias de la parte demandante, determinándose así "los concretos
y reales efectos que ellos y ellas sufrieron", acreditándose
vergonzosamente que, de la noche a la mañana, cientos de personas
enfermas e indefensas perdieron su estatus protector por la
"insidiosa" aplicación una norma limitadora de derechos.

Han sido tales los efectos e importancia de esta situación ahora
constatada, que ha merecido el anterior posicionamiento del propio
Tribunal Supremo, en recursos de Unificación de Doctrina Nº 2597/2003,
Ponente Benigno Varela Autrín, Sentencia de 6 de Abril de 2004;
recurso 6540/2003, Sentencia de 17 de Enero de 2005; recurso
2070/2004, Sentencia de 6 de Julio de 2005; todas ellas, de la Sala
Cuarta de lo Social del Tribunal Supremo.
>
Esta Doctrina dimanante, "singularmente", de los casos personales
antes citados asienta la irrectroactividad de la aplicación del baremo
de clasificacion de minusvalía, operadas con anterioridad a la entrada
en vigor del RD 1971/99 y 1169/03, determinándose por el alto Tribunal
la "Obligación legal de las CCAA y del IMSERSO de aplicar una
"automática" homologación de los derechos ya adquiridos.

Pese a estos importantes pronunciamientos del Alto Tribunal referentes
a la aplicación de la norma y a sus efectos transitorios, éstos han
pasado inadvertidos para la comunidad afectada y, por tanto, deberán
ahora ser plasmados, de "una vez por todas", en una sentencia que
permita extender sus efectos "erga homnes" a todas las personas
afectadas.

Podemos concluir que, la norma impugnada tuvo unos graves efectos
económicos y personales para la población afectada, ya que las
personas valoradas con estos absurdos criterios, no sólo "no han
mejorado" su estatus social y su calidad de vida, sino que muchas de
ellas "han empeorado" hasta el punto de morirse. La calle y la
protesta colectiva y solidaria tienen la última palabra ante esta
ignominia.
Aquí tenéis a vuestra disposición los materiales de la impugnación del
Real Decreto de Minusvalías 1169/03 y 1971/99, realizado por la Mesa
Sida Galiza---http//: www.presosgaliza.cespp.org
Teléfonos de contacto:
PreS.O.S Galiza (Compostela) – Fran del Buey 695 901 787-

miércoles, 18 de junio de 2008

martes, 17 de junio de 2008

CONFERENCIA INTERNACIONAL EN EKATERINBURG, 29-30 MAYO 2008



(Extraído de las notas de Joan Shenton)
PROMOVIDA POR LA "ASAMBLEA DE TODOS LOS PADRES DE RUSIA"
(THE ALL RUSIA PARENT´S ASSEMBLY)
Nuestros anfitriones fueron la "Asamblea de todos los padres de Rusia". La razón de la conferencia es la profunda inquietud entre los miembros sobre la manera en que, desde su punto de vista, la hipótesis errónea del Sida infeccioso está dogmatizando Rusia a través de la judicatura, profesión médica y escuelas. Una de las principales objeciones del movimiento es la hipersexualización de los niños y jóvenes quienes están siendo objeto de programas educativos que muestran sexo explícito a niños de siete años bajo la excusa de que deben aprender a toda costa sobre el sexo seguro o caerán en el sida.

La Dra. Irina Sazanova es médico y homeópata en Moscú.
Ha seguido la progresión mundial durante 24 años de científicos y periodistas disidentes y está convencida de que la hipótesis de un virus infeccioso que causa sida es errónea. Por eso decidió que era necesaria una conferencia internacional, invitó a las voces disidentes de todo el mundo a encontrarse con sus colegas rusos y preparar una estrategia para desbancar la ortodoxia imperante.

Irina le pidió a Anthony Brink, el abogado surafricano y activista del Sida, que hiciera una lista de delegados. Los participantes clave eran el Grupo de Perth, de Australia Oeste, Dr. Val Turner y la biofísica Eleni Eleopulos. No pudieron acudir, así que Anthony Brink hizo una presentación muy potente de su parte, titulada "El Virus perdido".

Otros participantes: John Crossley, cámara y realizador de Suráfrica, Juliane Sacher, doctora alemana, Roberto Giraldo. Andrej Dmitrevsky poeta, periodista y editor de una revista moscovita, Christine Maggiore activista norteamericana, Lluis Botinas, escritor y activista español y Natalia Zakharova.

Día 1. 29 de Mayo.

German Avdushin, President of the All Russia Parents’ Assembly abrió la conferencia. El ha sido el responsable de llevar a cabo la tarea enorme de coordinar la conferencia y orquestar nuestra llegada desde diferentes partes del globo. Nos recordó a todos que Vladimir Putin ha declarado 2008 "Año de la Familia".

Dr Nadejda Hramova – Psicóloga
La psicóloga de Ekaterinburg, Nadejda explicó por qué apoyó la conveniencia de esta conferencia. Dijo que la familia debería ser una "unidad productiva que impulse el aumento demográfico" pero que las políticas de prevención del SIDA han introducido una influencia destructiva para la vida familiar. Mencionó la introducción temprana de la educación sexual a escolares de siete años y cómo eso dificulta las protestas contra este asunto pues nadie se atreve a expresar una objección que pueda ser contraria a la prevención del SIDA y, por tanto, ilegal.

Hramova nos habló de una troupe teatral francesa que recorría las escuelas del país enseñando prevención del SIDA y sexo seguro. Interpretaban un acto sexual en el patio de un colegio y cuando les preguntaron por qué decían que si los niños no aprendían sobre el sexo seguro, se infectarían con SIDA. La respuesta fue: Es importante aprender a morir adecuadamente. Hramova, horrorizada, dijo: "enseñamos a nuestros hijos a vivir adecuadamente y no a morir adecuadamente".

Dra. Irina Sazonova médico y homeópata
Quiso dedicar la conferencia a "vivir sin miedo", señalando que el miedo a la muerte envenena la consciencia colectiva.
¿Cómo puede ser, se pregunta, que no haya ningún control crítico sobre el desarrollo,o no, de la políticas oficiales de prevención del SIDA?. ¿Por qué nadie sigue la pista a las inversiones masivas para la "prevención del SIDA? ¿Ha seguido alguien la pista a las prediccciones que auguraban que todos los sero+s estarían muertos en 2010?
Sazonova refirió la historia de la disidencia del sida, mencionando a Duesberg, Bialy, Lauritsen, Huw Christie y "Continuum Magazine", Mark Craddock, el matemático australiano que desmenuzó las predicciones del SIDA, Kramer, Brink, y el Grupo de Perth. ¿Cómo puede ser, se pregunta, que la gente no esté advertida ante tamaña cantidad de información?¿o es que la gente no quiere enterarse?

Señaló que, en Rusia, hay otro tipo de Inmunodeficiencia Adquirida, es la Deficiencia Legal e Intelectual Adquiridas. No existe evalulación crítica que analice las teorías del SIDA actuales ni estudie la toxicidad de los ARVs.

Sazonova señaló que la ley Federal Rusa sólo obliga a testar el VIH a donantes de sangre y órganos y bajo alguna otra condición que establece el Ministerio de Salud. En 1995, se prohibió estrictamente hacer pruebas de HIV en otros grupos. Pero ¿qué ocurre? A la gente les hacen los tests en cualquier ocasión. A las embarazadas les hacen tres tests durante el embarazo aunque no sea legal. Nadie se hace responsable de estas violaciones de la ley. Es más fácil obedecer que quejarse.

El resultado, dice Sazonova, es la destrucción sistemática de la familia. Las madres son obligadas a abortar. Si no quieren, les dan fármacos antivirus tóxicos que destruyen el sistema inmunológido. Estos hechos sumados provocan el genocidio de una nación.

http://www.virtu-virus.narod.ru" http://www.virtu-virus.narod.ru

Dr. Roberto Giraldo

No es posible para mi hacer justicia aqui a la presentación del Dr. Giraldo, con sus referencias científicas y visuales, sólo os diré que incluiré el texto completo (una vez que lo tenga) en Immunity Resource Foundation website http://www.immunity.org.uk

Giraldo le dió a la presentación su usual verbo contagioso. Recordó a las figuras oficiales del SIDA, 25 años de pandemia, 40 millones de VIH+s, 25 millones de muertos. Estamos encarando un genocidio médico, dice.

Remarcó algunas anomalías importantes como ¿"Por qué el 60%de los casos de sida ocurren en Africa y sólo un 2% en Brasil? ¿Por qué Rusia tiene las tasas más altas de HIV/SIDA de Europa? WHO y ONUSIDA están diseminando historias terroríficas sobre Rusisa diciendo que alli hay mucho SIDA pero deberían recordar que la mayoría de seropositivos no desarrollan SIDA. También nos recordó los 5000 casos oficiales de SIDA sin VIH que podemos encontrar en la literatura médica.

Giraldo ha estado muchos años estudiando el papel de los agentes estresantes químicos y fisicos en la inmunodeficiencia. La exposición a agentes estresantes u oxidantes es la causa de inmunodepresión, de grado medio a moderado, en muchos individuos asintomáticos que reaccionan positivo al test de VIH. Si no se detiene la exposición a estresantes inmunologicos o si el individo no está desintoxicado, el estatus de salud frecuentemente irá a peor, su sistema inmune se colapsará eventualmente con el consiguiente desarrollo de las manifestaciones clínicas de SIDA.

Mencionó la disolución de los tests de anticuerpos, ELISA. En su trabajo de laboratorio tuvo la oportunidad de demostrar que todas las muestras de sangre humana reaccionan positivamente en el test Elisa cuando se tratan con sueros no diluidos. Lo que indica que todo individuo tiene anticuerpos contra el VIH. Los individuos que reaccionan positivo con el suero directamente diluido tendrían una cantidad menor de anticuerpos que aquellos que reaccionan positivo cuando los serums se diluyen 400 veces. Esta observación ha sido confirmada por investigadores yugoslavos e italianos (Metlas et al 1999).

También hubo muchas anécdotas intrigantes, por ejemplo, en Chile, las mujeres que trabajan en la industria del vino y son recolectoras o trabajan en las viñas, se convierten en seropositivas mientras sus maridos siguen negativos. Esto puede deberse a los efectos tóxicos de los agroquímicos usados en las viñas, dice Giraldo.

http://www.robertogiraldo.com

Padre Dimitri Smirnov
Ahora es el turno del padre Dimitri. Es la mayor figura en la Iglesia Rusa Ortodoxa y presidente del comité del sínodo sobre la interacción con las fuerzas armadas y el cumplimiento de la ley.

Padre Dimitri trazó un paralelismo entre la amenaza mítica del VIH/SIDA y la del terrorismo internacional. En ambos casos él ve una excusa para abusar de los derechos humanos.

Describe muy graficamente cómo se fabrica el mito de una amenaza para luego ir extendiéndola por todo el mundo, un poco como un tren al que vas añadiendo vagones hasta que paulatinamente alcances el subsconsciente humano.

Todo lo que necesitas es una idea inicial. Entonces, inventas una ONG para luchar contra esta amenaza. Luego, manipulas los medios con el fin de controlar el tamaño del mito. En este punto, si alguien está en desacuerdo con el mito, será considerado como un loco.

En Rusia es muy fácil caer en esta situación pues el soborno y la corrupción están a la orden del día. Se puede introducir cualquier idea, cualquier amenaza; se pueden comprar tribunales de salud y educación con sobornos.

Padre Dimitri describe la manera cómo se gasta en Rusia el dinero del SIDA : "Dirección criminal de financiación estatal".

Desde su punto de vista, la amenaza del Sida se utiliza como una excusa para reducir población mundial y destruir la unidad familiar. 40% de los niños en Rusia han nacido fuera de la familia.

Aunque se supone que el fascismo y comunismo han muerto, ambos sobreviven como ideas grabadas en la conciencia de la masa. Estas ideas pueden vivir siempre.

Ahora, lo que se necesita es trabajar en la introducción de la "Idea antiinicial".

Conferencia de prensa

Había presentes cinco equipos de filmación con sus reporteros y varios perodistas.
Las preguntas no fueron hostiles así que hubo buenas vibraciones entre nosotros.

Esa misma tarde, se emitió en la televisión regional un reportaje de tres minutos. Nos describen como "entusiastas aireando nuestros puntos de vista" y a los ortodoxos les dieron la última palabra, pero como Nadezda Hramova dijo: somos noticia.

Anthony Brink

Abrió con la exposición enviada por el Grupo de Perth -Eleni Eleopoulos y Dr. Val Turner - con diapositivas. Empezó contando la historia de las Brujas de Salem -brujas hay en todas partes lo comparó con el mito del SIDA - VIH está en en todas partes. Incluso los jueces más sabios de la tierra creen en la "ciencia de brujería". Fueron captados por ella.

El Presidente Thabo Mbeki también fue captado por la ciencia de brujería, pero sólo brevemente. El 9 de octubre de 1998 envió un mensaje de emergencia al pueblo surafricano diciendo que el HIV está en todas partes, en escuelas, campos de deporte, en los hogares, en todas partes. La gente moriría. El país se colapsaría. Un año despues de leer el manuscrito de Brink sobre la toxicidad del AZT y una vez que se enteró del trabajo de Duesberg y del Grupo de Perth, Mbeki se enfadó consigo mismo por haber creído la versión oficial.

"EL VIRUS PERDIDO" presentado por Anthony Brink

Esencialmente, esta presentación explica cómo el VIH nunca fue purificado ni aislado.

Lo que se llama VIH no es un retrovirus sino proteínas celulares que pueden proliferar cuando nuestros cuerpos están estresados. Estas proteínas no son específicas del VIH. Son endógenas y pueden ser causa de un test positivo al VIH.
www.theperthgroup.com

Brink hizo su propia presentación después de comer.

Contó cómo en octubre de 1999 el Presedente Mbeki advirtió al Parlamento de la toxicidad del AZT y los antiretrovirales en el embarazo. Sin embargo, TAC (Treatment Action Campaign) (Campaña de Acción por los tratamientos) coaccionó al gobierno para que se permitiera dar AZT a mujeres embarazadas.
www.tig.org.za

Brink mencionó haber recibido una carta del profesor Bels (?) quien estuvo involucrado en el desarrollo del AZT y dice que Brink estaba en lo cierto en cuanto a lo que escribió sobre el AZT. En la carta dice, además, que espera tenga éxito en persuadir a su gobierno (Suráfrica) que no haga posible el AZT.

Cuidaros de las ONGs del SIDA, dice Brink. Proliferan en Rusia. En Suráfrica son más poderosas que el gobierno.

En noviembre del año pasado se publicó una biografía de Mbeki en la que éste se describe como disidente del SIDA.

Mbeki escribió al autor sólo para confirmar que estaba en lo cierto al describirlo como disidente pero desautorizó la atribución del autor a su disidencia a factores psicológicos más que a las causas reales.

Historia de Tamara

Por la tarde, una joven pareja de recién casados se nos unió en la entrada de la conferencia. Tamara nos contó su historia.

Descubrió que era seropositiva durante su segundo embarazo y le recomendaron abortar. Rehusó. En el hospital la aislaron y la examinaban con la ropa puesta.

Tamara insistióen dar de mamar a su bebé. Médicos y abogados le dijeron que si no desistia de amamantar a su bebé, se lo quitarían. No tomó antiretrovirales. Los Servicios Sociales intentaron quitarle el hijo. La Dra. Irina Sazonova intervino escribiendo una carta a las máximas autoridades como si fuera escrita por Tamara. Las autoridades dejaron de molestarla.

Chirstine Maggiore intervino para decir que ha observado, a través de su experiencia en Alive&Well Group, que es muy normal que madres den positivo en el test de VIH en el segundo embarazo. Los bebes casi siempre nacen negativos. Suele advertir a las madres que les hagan a sus bebés las pruebas del VIH cuanto antes, para sacarlos urgentemente del "proceso". Tamara dice que está muy agradecida al apoyo que siempre le han mostrado la "Asamblea de todos los padres de Rusia".

Resolución de la Conferencia.

- Publicar los resultados de la conferencia "El problema del SIDA/VIH y el bienestar de la familia nacional" en una colección de reportajes de la conferencia y en la web del movimiento Todos los Padres... http://www.oodvrs.ru
- Crear material de video con la presentación de los puntos de vista alternativos sobre el problema del VIH/SIDA
- Crear una red internacional de periodistas honestos que incrementen el flujo de información hacia el público.
- Intercambiar información a gran escala con científicos disidentes y extender esta información burlando la censura contra las hipótesis alternativas del SIDA.
- Presionar a los participantes en la conferencia para que concluyan que las contradicciones concernientes a las causas y tratamiento del SIDA tienen muchos aspectos y significados: tecnicos, cientificos, médicos, éticos, morales, legales, sociales, politicos y económicos.
En esencia, el mito del HIV/SIDA es un experimento piloto informativo realizado en la población mundial con el fin de causar estragos y para identificar el porcentaje de aquellos que son resistentes a la aniquilación. Hay en marcha una guerra demográfica de nueva factura contra Rusia, una guerra informativa. Su tapadera es la prevención del VIH que se utiliza como un arma política, farmacéutica y de comercio internacional.

Resolución de las discusiones

- La confluencia de factores negativos y de desinformación en torno al Sida han creado un "demonio".
- Es necesario elevar una petición a la autoridades estatales, a los departamentos gubernamentales de salud y educación, a sus más altos exponentes, para que cambien su política de salud.

Christine Maggiore recordó que el 23 de abril es el dia RETHINKING AIDS (REPLANTEAR EL SIDA). Joan Shenton sugirió que le podemos llamar el Día Internacional de Replantear el Sida. INTERNATIONAL RETHINKING AIDS DAY.

Día 2, viernes 30 de mayo

Joan Shenton

Shenton habló de la censura, señaló ejemplos de la manera como han sido amordazados disidentes y periodistas siguiendo una estrategia de silencio. Por esa razón callaron las voces disidentes. No han permitido ningún debate porque la oligarquía de virólogos rehusa entrar en discusión alegando que la cuestión se zanjó hace tiempo y en base a un artículo publicado en Nature por Weiss y Jaffe donde acusan a Duesberg de "absurdo", "peligroso", "despreciar el sexo seguro"y "flat earther" en alusión a los que creían que la Tierra es plana (Nature vol 345, 21 June 1990, pp. 659-660) El entonces editor de Nature, Sir John Maddox negó a Duesberg el derecho a contestar y sólo le permitió una carta de 300 palabras.

Shenton también contó que su peor experiencia fue la cancelación en Channel 4 de su programa de una hora sobre el Día Mundial del Sida en 1998, así como la emisión la noche anterior de un anuncio sobre la transmisión donde ella describía las anomalías que su equipo había encontrado en los tests de VIH.

Shenton mostró su programa de media hora que realizó junto con Huw Christie sobre la entrevista al presidente Mbeki. Este programa, "Buscando soluciones", fue transmitido desde Jonhannesburgo en Abril del 2000 por M-Net South Africa. Hubo presiones contra la transmisión pero Shenton se alegra de poder decir que el programa se transmitió en toda Africa. En cambio, ninguna televisión occidental retransmitiría la entrevista de Tabo Mbeki. El vídeo de la película (en inglés) puede bajarse en
Immunity Resource Foundation website.
www.immunity.org.uk

Lluis Botinas

Lluis ofreció cuatro aproximaciones complementarias a la cuestión ¿Existe el VIH? que formuló el Grupo de Perth en su exposición "El virus perdido".

Su discurso, junto con los otros, estará disponible en la página de Resource Fondation. Anotaré a continuación algunas de las frases claves del discurso de Botinas.

¿Puede ser que un virus no tenga ninguna proteína viral? ¿Es una coincidencia que todas las supuestas proteínas del VIH son endógenas en todos los humanos?

Hay otra característica crucial del supuesto VIH: no tiene proteínas propias, ni una proteína viral. El Grupo de Perth ha demostrado que todas las proteínas atribuídas al llamado VIH no son proteínas humanas.

Por lo tanto, el supuesto VIH no posee información genética estable, y si todas las proteínas que se le atribuyen no son humanas, significa que no tiene una entidad biológica. El supuesto VIH es una ficción... y para todo lo llamado VIH/SIDA, el VIH es un factor pivotante.

Dr Vladimir Ageev

Dr. Ageev es patólogo y trabaja en una unidad de drogodependientes.


Dió una presentación amplia y
detallada. Me alegra poder decir que Christine Maggiore recogió notas más detalladas y no hay duda que ella hará su propio reportaje sobre tan especial presentación. Aquí subrayo lo más destacado:

Ageev comenzó con una descripción de cómo el paradigma del sida destruye familias, causa suicidios y el abandono de un número no declarado de niños.

Remarcó que en una mesa redonda celebrada recientemente, el representante de las Naciones Unidas dijo que era una pena que Rusia estuviera aún en las etapas iniciales de la epidemia de sida, que debería alcanzar su pico más alto en 2050 y las subvenciones estatales y federales actuales no son suficientes. Hacia 2040 tendrían que haberse incrementado 10 veces. ¿No es esto un asalto económico al país? preguntó Ageev.

El gobierno ruso facilitó el dato de 3 billones de rublos rusos. ¿En qué se han gastado?

La mayoría del dinero ha ido a parar al Ministerio de Desarrollo Social y al Ministerio de Salud.

Los fondos van a los bolsillos de los jefes, para financiar viajes carísimos a conferencias en el extrajero, y para comprar antiretrovirales aunque no hayan curado a nadie.

Ageev, luego dió una explicación detallada de por qué los adictos a las drogas resultan positivos a los tests VIH. Dice que casi todos desarrollan lesiones de hígado y hepatitis al año de adicción a las drogas y por lo tanto, dan positivo en los tests de anticuerpos. Los adictos a las drogas son proclives, también, a desarrollar Tuberculosis pero esto se pasa por alto. Logicamente a los pacientes tuberculosos que testan positivo les recetan antiretrovirales.

Una colega suyo hizo un pequeño estudio de dos grupos de pacientes en su clínica de meningitis y tuberculosis. Un grupo, que estaba menos grave, tomó TARGA y el segundo grupo, muy enfermo, no tomaron TARGA. El ratio de muertes en el primer grupo fue tres veces mayor que en el segundo grupo, más graves.

Dr Juliane Sacher

La Dra. Sacher tiene treinta años de experiencia en tratar a cientos de pacientes con SIDA, al principio con la compañía aérea Lufthansa y después en su propia clínica privada.

Ha estado dando tratamientos alternativos para tratar el sida y detalló más su presentación con diapositivas que veremos proximamente en la web de Inmonuty Resources.

Dra. Taicija Bolgova

Es una abogada que trabaja en una remota región rural de Rusia.

Nos contó una triste história. Un joven soldado regresó de la guerra al pueblo donde ambos viven. Dió positivo a los tests de Vih y como había leído los prospectos sobre sida, pensó que iba a morir. También leyó que si infectaba a alguien, estaría cometiendo un delito.

Tres chicas del pueblo dieron positivo en los tests y el joven soldado fue acusado de haberlas contagiado. Las tres chicas dijeron que habían tenido relaciones con él.

Pidieron a Bolgova defender al chico ante el juez. Muchas preguntas le llenaban la mente. Observó que las tres chicas se encontraban en perfecta salud. Necesitaba ayuda para sacar el caso adelante y acudió en la forma del libro de Irina Sazonova, "Sida, cancelar la sentencia" (The cancelled sentence.)

Lo leí y todo empezó a encajar, dice Bolgova.

Concluyó que el soldado no mentía, pues nadie miente porque el VIH no existe y debía protegerlo.

Habló con el juez sobre sus descubrimientos y tambien con las víctimas y sus familiares. El juez comenzó, entonces, su propia investigación, pero siguió firme. Culpó al soldado de infectar a las jóvenes pero no hubo orden de prisión.

Este fue el primer caso de alguien hallado culpable que no va as prisión. El Tribunal Supremo recurrió la sentencia y el soldado fue a la cárcel a menos que fuera probada su inocencia.

( En este punto, Bolgova creía que el sress en el campo de batalla fue la causa de su estatus de seropositivo)

Fue sentenciado a tres años y medio de prisión. Y ahí está ahora.

Bolgova dice que siente que tenía que haber combatido más contra el sistema y se siente responsable de esta persona.

Dice que ahora reconoce que el SIDA esconde una forma de genocidio global. Nadie puede ser indiferente a esto.

"Podemos decir que el frente de guerra es la familia", dice.

El joven soldado estará libre dentro de seis meses. Ha leído todo sobre el debate del sida y se encuentra en excelente salud. Los doctores que le dieron 5 años de vida, ahora lo visitan en prisión. Una de las tres mujeres seropositivas se casó y tiene dos niños sanos. Otra, ha tenido un niño y la tercera espera a que el soldado salga de prisión.

Fue afortunado de que los TARGA no estuvieran disponibles en aquella pobre región de Rusia y ninguna de las partes afectadas ha tomado estos medicamentos.

Christine Maggiore

Nos hizo un resumen de su historia con su habitual ironía.

Su historia empieza hace 16 años cuando resultó seropositiva. Los médicos le auguraron 5 o 6 años de vida. "¿Qué debería haber hecho?¿Esperar a enfermar y tomar medicinas que me enfermarían más?

Su médico le dijo que no malgastara el dinero en vitaminas y por eso, entró en la primera tienda de vitaminas que encontró para proveerse masivamente. Se decidió por una nutrición saludable: alimentos frescos y orgánicos, eliminar tóxicos químicos, hacer ejercicio regularmente y determinar su propio futuro.

En los siguientes años, Maggiore resultó en los tests HIV: indeterminado, negativo y luego positivo.

Es importante resaltar que ella empezó a trabajar en organizaciones caritativas de SIDA pero cuando desclubrió el trabajo de P. Duesberg y otros, decidió crear su propia ONG llamada "Alive and Well" http://www.aliveandwell.org/

Trágicamente, su hija Eliza Jane murió a los tres años porque a raíz de una infección de oído le aplicaron potentes antibióticos. La policía de Los Angeles dijo que la niña murió de neumonía a lo que siguió un periodo de persecución por la policía y las autoridades de salud.

Felizmente, Christine y Robin Scovill, su marido, su hijo Charlie de 10 años están muy bien de salud. El niño fue amamantado y nunca tomó antiretrovirales. El marido de Christine es seronegativo.

lunes, 16 de junio de 2008

ALGO SE MUEVE EN LA CÚPULA DEL $IDA

Habrá llegado el momento de la verdad?

A continuación un resumen de varios artículos publicados estos días en “You Bet Your Life” "http://barnesworld.blogs.com/" http://barnesworld.blogs.com/, página hermana en la deconstrucción del $IDA, a través del que podemos percibir un tira y afloja de interpretaciones divergentes e incluso enfrentadas, sobre conceptos y situaciones clave, en el corazón mismo del entramado institucional mundial del establishment:


Kevin De Cock "http://en.wikipedia.org/wiki/Kevin_De_Cock" Director del SIDA en la OMS (Organización Mundial de la Salud) y Paul De Lay "http://www.unaids.org/en/AboutUNAIDS/Leadership/SMT/", director de Evidencias, Monitorización y Política en UNAIDS (organización del Programa de Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA), tienen obviamente un problema de relaciones públicas en sus manos después de que De Cock metiera la pata recientemente "http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-wellbeing/health-news/threat-of-world-aids-pandemic-among-heterosexuals-is-over-report-admits-842478.html" La pareja fue puesta oficialmente bajo control esta mañana:

“Corrección a la noticia del SIDA en The Independent, 8 de junio de 2008” http://www.medicalnewstoday.com/articles/110984.php

“Deseamos aclarar malas interpretaciones en relación a las posiciones de la OMS y UNAIDS sobre el estado de la epidemia de SIDA en artículos recientemente publicados. La noticia en el The Independent del sábado titulada “La amenaza de una pandemia mundial de SIDA entre heterosexuales, admite un informe”, contenía declaraciones que han llevado a deducciones y conclusiones que no tienen relación con las altamente complejas realidades de la epidemia VIH…

La transmisión heterosexual sigue llevando la epidemia entre las trabajadoras del sexo, sus clientes y las parejas de sus clientes. Además, los presos, los usuarios de drogas inyectables, así como los hombres que tienen sexo con hombres, también pueden mantener relaciones heterosexuales. En el África sub-sahariana casi un 60% de los adultos que viven con el VIH eran mujeres, un 48% en el Caribe…

Para recapitular: El SIDA continúa siendo el principal desafío en enfermedades infecciosas en la salud global. Sugerir otra cosa es irresponsable y engañoso.”

Comparemos esto a las declaraciones previas hechas por De Cock:
http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-wellbeing/health-news/threat-of-world-aids-pandemic-among-heterosexuals-is-over-report-admits-842478.html)

“Estamos viendo una disminución en las muertes globales por SIDA…”

“Es muy improbable que haya una epidemia heterosexual en otros países (aparte del África sub-sahariana). Hace diez años que un montón de gente decía que habría una epidemia generalizada en Asia –China era la gran preocupación con su enorme población. Eso no parece probable.”

“El impacto del VIH es muy heterogéneo. En los US, la tasa de infección entre hombres en Washington DC es, bien por encima, 100 veces más alto que en Carolina del Norte, la región con la tasa más baja. Eso pasa en un país. Como se explican las diferencias?”

La OMS-UNAIDS estimó que en 2005 murieron 2.8 millones de personas de SIDA, globalmente, en 2005, y solamente 30.000 en Norteamérica, Europa central y occidental en conjunto http://data.unaids.org/pub/GlobalReport/2006/2006_GR_CH02_en.pdf. Comparemos esto con la enormidad de 5.6 millones de niños con menos de 5 años muertos por desnutrición, globalmente, cada año http://acr.hrschool.org/mainfile.php/0283/700

Primero Roger England pide el desmantelamiento de la UNAIDS http://www.bmj.com/cgi/content/full/336/7652/1072), luego Kevin De Cock dice que la epidemia heterosexual de SIDA es muy improbable fuera del África sub-sahariana http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-wellbeing/health-news/threat-of-world-aids-pandemic-among-heterosexuals-is-over-report-admits-842478.html, más tarde un funcionario de salud pública de la India, desde el anonimato, dice que debate sobre el VIH existe en la comunidad científica y que no ha sido resuelto http://epaper.dnaindia.com/epaperimages%5C09062008%5Cd30762850-8Main%20Edition-pg12-0.jpg, y entoces Peter Piot dimite de UNAIDS http://www.alertnet.org/thenews/newsdesk/N10391233.htm

Parece que por fin la marea está cambiando. Podrían ser estos los primeros signos del principio del fin de este monstruoso fraude?