lunes, 15 de diciembre de 2008

LAS VERDADERAS CAUSAS DEL SIDA



Por Roberto Giraldo
www.robertogiraldo.com/esp
video:
http://videosreplantearsida.blogspot.com/
http://video.google.es/videoplay?docid=-9198659283133622555&q=source:011465354910166943798&hl=es
La circunstancia realmente nueva que rodea a todos los grupos de personas que
con mayor frecuencia desarrollan el SIDA, es su exposición exagerada en las
últimas décadas, a una variedad de agentes estresantes inmunológicos que pueden
tener un origen químico, físico, biológico, mental y nutricional.
Por ejemplo, lo nuevo en algunos sectores de la comunidad homosexual de los
países industrializados es el uso de afrodisíacos y drogas psicoactivas iniciado en la
década del setenta. En estos mismos países desarrollados, los niños
que nacen con SIDA, nacen de madres expuestas durante el embarazo a drogas
psicoactivas y a otros agentes estresantes. En cambio, en el Africa, el
Asia y el Caribe las circunstancias nuevas son los niveles insoportables de pobreza
a que han sido sometidos sus habitantes durante muchas décadas. Nunca antes la
pobreza había sido tanta y tan generalizada y la riqueza tanta y tan concentrada
en las manos de unos pocos . En estos países subdesarrollados la pobreza
con todas sus consecuencias como la malnutrición, la falta de agua potable, la mala
disposición de excretas y basuras, las infecciones y los parásitos son el principal
factor de riesgo para el SIDA .
Los agentes estresantes inmunológicos varían por lo tanto de persona a persona, de
grupo de riesgo a grupo de riesgo y de continente a continente.
De otro lado, es importante mantener en mente que las evidencias científicas
indican claramente que las enfermedades degenerativas del adulto dependen en
gran medida de las condiciones nutricionales de la madre durante el embarazo.
De igual manera, las deficiencias nutricionales durante el embarazo dan
por resultado que los bebés nazcan con deficiencias inmunológicas, las cuales los
pueden acompañar por el resto de sus vidas. En animales de
experimentación por ejemplo, las consecuencias de la malnutrición durante el
embarazo se traducen en inmunodeficiencias de los animales recién nacidos y estas
deficiencias inmunológicas se transmiten hasta por tres generaciones, así las
generaciones intermedias hayan sido bien alimentadas.
En los países pobres por lo tanto, la pobreza no es un hecho estático: Las
evidencias científicas indican que las consecuencias de la pobreza se han estado
transmitiendo de generación en generación en forma acumulativa.
El hecho de que exista SIDA tanto en países pobres como en los ricos es un
indicativo claro de que nuestra especie está en peligro: el cuerpo humano ya no
aguanta más explotación, ni más tóxicos, ni más pobreza, ni más desnutrición, ni
más abuso de todo tipo!
Coincidencialmente, el SIDA aparece en distintos y distantes grupos de personas
en la segunda mitad del siglo veinte, en un momento cuando el sistema inmune de
los humanos ya esta saturado y se ha deteriorado seriamente, debido a
exposiciones múltiples, repetidas y crónicas a agentes estresantes para el sistema
inmunológico. Exposiciones que pueden ser involuntarias a través de las
condiciones de vida a que son sometidas las personas y a veces voluntarias a través
del estilo de vida a que son forzadas.
En las últimas décadas, estos agentes estresantes han estado en aumento constante
tanto en cantidad como en variedad, en todo el planeta. Las
posibilidades del sistema inmune no son infalibles ni infinitas. Ellas tienen limites.
El SIDA es el peor estado de deterioro al que puede llegar el sistema inmune de las
personas. En el SIDA no solamente el sistema inmune sino todos los demás
sistemas corporales se encuentran seriamente deteriorados. Con el SIDA se
inaugura por lo tanto, una nueva época en la historia de las enfermedades del
hombre. El incremento de agentes estresantes en el ecosistema humano, está
poniendo en serio peligro la preservación de nuestra especie. El SIDA
es una campana de alerta! Sin embargo, el VIH no permite ver la grave situación
en que se encuentra sumida la especie humana.
Abundantes hechos reales indican, como una variedad de agentes estresantes para
el sistema inmune, de origen químico, físico, biológico, mental y nutricional, son los
verdaderos agentes etiológicos o causales del SIDA. Los agentes
estresantes inmunológicos actúan por sí mismos o estimulan la producción de
radicales libres del tipo de los agentes oxidantes, los cuales causan daño entre otras
muchas, a las células y a las funciones inmunocompetentes. Desde el
punto de vista bioquímico, el SIDA es una enfermedad por exceso de estrés
oxidativo. Esta es la razón por medio de la cual los agentes
antioxidantes tienen un papel crucial en el tratamiento y en la prevención del SIDA.