lunes, 13 de abril de 2009

El virus del SIDA nunca ha sido aislado de pacientes con SIDA



Etienne de Haven ,MD, es catedrático Emerito de Patología de la Universidad de Toronto; ha sido miembro del Sloan Kettering Institute de Nueva York. Es experto en técnicas de microscopio electrónico y hace ya cuatro décadas publicó micrografías electrónicas del virus Friend de la leucemia.
Conclusion.

Lo cierto es que el VIH nunca ha sido adecuadamente aislado ni purificado, y en consecuencia la hipótesis VIH/SIDA tiene que ser completamente reevaluada (23,24,25,30,32).
Más en concreto, sin purificación del VIH, nunca se pueden haber identificado rigurosamente los antígenos específicos para VIH (15). Y sin embargo, los llamados antígenos del VIH son instrumentales en todos los tests serológicos que supuestamente identifican anticuerpos específicos de VIH _Elisa, Western Blot y otros tests rápidos más recientes como Capillus, Determine y Vironostika. La tecnología de recombinación de ADN para los antígenos “virales” ciertamente proporciona productos más puros, pero no puede compensar la ausencia de especificidad. No resulta sorprendente por tanto que docenas de condiciones médicas diferentes, incluidas tuberculosis, malaria, lepra, múltiples transfusiones sanguíneas, múltiples vacunas, múltiples partos, etc, todo ello dé falsos positivos en los tests de “VIH”.

Sin duda se han observado partículas retrovirales, no directamente en pacientes de SIDA, sino en cultivos celulares mixtos hiperestimulados. Lo más probalble es que estos representen una expresión forzada, en cultivos celulares, de retrovirus humanos endógenos, cuyo hipotético papel en la etiología del SIDA nunca ha sido probado.
Las partículas de VIH, que no se han podido encontrar en pacientes, han sido convenientemente sustituidas por “marcadores” moleculares, porque la hipótesis VIH/SIDA tiene que ser salvada a toda costa (ver Declaración de Durban, 27) incluso al precio de la integridad científica (28).

Si el Sida fuese efectivamente causado por un retrovirus, como se explica que los 20 años de considerables esfuerzos de investigación, basados exclusivamente en esa única hipótesis, no hayan conseguido aislar el retrovirus exógeno responsable? Veinte años que no han proporcionado un tratamiento curativo, una vacuna ni predicciones epidemiológicas verificables.
Obviamente ha llegado la hora de hacernos con valentía la pregunta fundamental, es decir ¿es la hipótesis VIH=SIDA correcta? Porque es completamente posible contemplar el SIDA de manera diferente, fuera del campo de las enfermedades infecciosas, y fuera del campo de la retrovirología (29) Y dentro de esta perspectiva, que está repleta de predicciones optimistas, todas las dificultades con que nos hemos encontrado al intentar el aislamiento y purificación del hipotético VIH, pueden tener una explicación totalmente racional. De hecho las dudas referidas a la propia existencia del VIH no son nada nuevo, y fueron expresadas por diversos científicos disidentes hace ya algunos años (30,31). Yo comparto absolutamente esas dudas. No olvidemos el título del libro de Peter Duesberg (33) publicado en 1996: “Inventando el virus del SIDA”.