jueves, 20 de noviembre de 2008

TESTIMONIO



Me llamo A. , tengo 42 años. En 1990 me diagnosticaron seropositivo en un centro médico de Tenerife. Me trataron muy bien (lo digo porque fue el único sitio donde lo hicieron), en aquel momento no me recetaron medicación porque mi recuento de T4 era normal. Sí me aconsejaron que siguiera haciendo estos recuentos, y si la cantidad de T4 bajaba debería medicarme.

Dejé mi reciente adicción a la heroína, convencida de que si hacía una vida sana tendría más posibilidades de vivir. Y así fue, pasó el tiempo, me cuidaba bastante, haciendo una vida totalmente normal (salir, beber de vez en cuando, fumar...no me convertí en nada raro...)

No me hice ningún análisis más, empezaba a ser un poco escéptica, y aún hoy en día doy gracias por ello y me pregunto el por qué de mi actitud. Al año y medio de ser diagnosticada me quedé embarazada. Mi pareja era negativo.

Acudí a dicho centro, donde me informaron de que había un 60% de probabilidad de que mi hijo naciera negativo. No me disuadieron en ningún momento de tener a mi hijo. La verdad, me quito el sombrero ante el doctor/doctores, que en 1990-1991 atendían aquel Centro de Tenerife, convertido en centro de atención a drogodependientes y seropositivos. Ese doctor fue la única persona que fue capaz de transmitirme algo de esperanza a pesar de mi diagnóstico. Y que me trató como a una persona normal y no como a una condenada.

Mi hijo nació seropositivo. Mi pareja nunca se contagió aunque con su conformidad muchas veces no usamos preservativo. Quise examinarme ya en la península en una de las más afamadas clínicas españolas, porque mi familia tenía un seguro y porque conocía a una muy buena ginecólogo. La visita y la primera ecografía fueron muy bien. Pero luego debía visitarme el doctor en Medicina Interna, y el inepto de él consiguió que saliera totalmente destrozada de la consulta, al haberme humillado increpándome por estar embarazada en mis circunstancias, no dándome ninguna esperanza, si no CINCO AÑOS DE VIDA. Bien, mi querido doctor No Olvido Su Nombre, han pasado 17 años y apenas sé lo que es un catarro!

Mi hijo de 17 años es un chico totalmente sano y fuerte y que nunca ha estado enfermo. A pesar de que mi familia me instaba a hacerle análisis para ver si había negativizado, que según los expertos era muy posible en la mayoría de los casos, yo ya no creía en los test, siempre escéptica por desconfiada, ya había encontrado bastante información sobre la disidencia del SIDA en Internet; esa información venía en parte para darme la razón, bendito el día en que me sentí liberada y empecé a olvidarme de ello, y sobre todo esa información de científicos, doctores, expertos que estaban investigando y contradiciendo lo que nos habían contado, me salvó la vida.

Ahora creo que es una gran conspiración contra los más débiles, un gran negocio para gobiernos y empresas y organizaciones privadas. Creo que los medicamentos que están dando a los afectados es LO QUE LES ESTA MATANDO, junto con la creencia de que tienen que enfermar y morir porque lo dicen los médicos. Todo el mundo ha creído a pies juntillas lo que nos han vendido. No es un virus lo que lo provoca, es una vida insana que intoxica el cuerpo, la desnutrición, el estres, y sobre todo una mente enferma cree que su cuerpo está enfermo y cree que va a morir. El sistema inmunitario responde positivamente a una vida sana y sobre todo a una mente sana.

Creo que la mayor parte de las víctimas en el mundo moderno (en Africa es tema aparte...) son drogodependientes, porque en el momento que quieren hacer un programa de desintoxicación, les hacen el test y empiezan a medicarles. La mayoría se sigue intoxicando con drogas ante la añadida desesperanza que les invade con el conocimiento de que están “infectados”. Otros, quizás dejen su adicción e intenten curarse con los retrovirales (quimioterapia pura y dura por boca) y desgraciadamente su sistema de defensas baja tanto que acaban muy deteriorados físicamente y moralmente, al creer que el castigo es merecido, hasta que mueren.

Imagino que personas quizás promiscuas acudan con miedo a realizarse el test, para comprobar si están o no infectados. Bien, creo que ya se puede afirmar que NINGUNO DE ESTOS TEST FIABLE. Estas personas, seguramente sanas pero atemorizadas comenzarán a tomar el cocktail de marras, y verán mermar su salud, y se sentirán culpables, y enfermarán porque su mente ya no cree que merece vivir, sino ser castigado por su pecado, y morir.


¡Y ES TODO MENTIRA!

Si Ud. ha sido diagnosticado/a seropositivo y está empezando a descubrir el movimiento disidente y está dudando, le aconseja que crea que:

1-. El virus VIH no ha sido aislado. Si existe existió desde siempre. Lo que detectan los test además son los anticuerpos. Según expertos MUY IMPORTANTES, ningún retrovirus que es lo que se supone es el VIH, ningún retrovirus conocido tiene el comportamiento que se achaca a este virus: que se duerme primero 5 años, luego diez. Los científicos disidentes no se descojonan porque el tema es muy serio, pero les aseguro que están flipando.

2-. ¿Por qué la OMS, los gobiernos y todos los médicos y científicos etc., creyeron el descubrimiento del VIH sin que éste fuera demostrado? Principalmente por dos motivos:
a) Por el poder que las empresas tienen sobre los gobiernos. En este caso, el doctor Gallo, dueño de la farmacéutica Wellcome afirmó haber descubierto la causa del SIDA en el VIH y además nos traía la panacea para si no curar, retrasar la enfermedad. El hijo de p... iba a hacer exactamente lo contrario, con un medicamento que desarrolló para curar el cancer y que fue desechado por agresivo. Mata células a discrección.

b) Por que el gobierno no gobierna, gobiernan las grandes compañías cuyo único objetivo es BENEFICIOS MONETARIOS. O sea, punto a).

c) Por último, a gobierno puritano como el de EE.UU. y a la Iglesia, que una enfermedad castigara a homosexuales, drogadictos y promiscuos era algo perfecto...¿No creen? Todo aquello que se consiguió en los años 60 en EE.UU. era castigado ahora con el SIDA. ¡Bien! dijeron todos.
Todo esto creó una histeria colectiva. Pero la verdad, plaga lo que se dice plaga no es...Siempre son los más débiles. Y lo de Africa...no quiero ni hablar.

Parece mentira que algo que cree todo el mundo y de lo que se habla en los medios SEA FALSO. PERO ES VERDAD: ES TODO MENTIRA.

Cuiden su cuerpo y su mente. Y tengan ganas de vivir, sueños e ilusiones, esperanza, y dejen que el SIDA se quede en el susto que les cambió la vida. Si es que encima hay que agradecer a este pobre fenómeno, que consiga conseguir que recuperemos nuestra libertad, y en muchos casos incluso empezar a experimentarla.

Con todo mi cariño para la gente que aún duda.