jueves, 9 de octubre de 2008

EL COMITÉ DEL NOBEL INCURRE EN ERRORES MASIVOS

Escrito por Mike Hersee
Lunes, 06 October 2008 21:55

Se ha anunciado que los ganadores de la mitad del Premio Nobel 2008 en psicología o medicina son Francoise Barre-Sinoussi y Luc Montagnier por, aparentemente, haber descubierto el VIH. Recibirán un cuarto del dinero del premio cada uno. El ganador de la otra mitad es Harald Zur Hausen por alegar el descubrimiento de que el virus del papiloma humano puede causar cáncer cervical.


La evidencia que utiliza el Comité del Nobel incluye una foto de partículas en una célula. Esto no es ni de cerca la evidencia de un único retrovirus porque muchas células expelen partículas cuando se ponen bajo condiciones de gran stress. El hecho de que no enseñen una muestra de partículas purificadas de VIH es una manera indirecta de admitir que no hay ninguna.


Sin embargo, parece que han hecho una cosa bien: A pesar del acuerdo legal entre Luc Montaigner y Robert Gallo de que ambos encontraron el VIH para cubrir la sórdida historia de la Ciencia, el Comité del Nobel parece tener suficientemente claro que, al menos, Gallo no fue el descubridor del mencionado virus. Podemos consolarnos un poco imaginando a Gallo rechinando los dientes como un fantasma demente por no haber sido incluído. Debido a la reticiencia que últimamente presenta Montaigner en declarar que la causa del SIDA es el VIH diciendo "el papel de los virus en la etiología del SIDA está pendiente de ser probada", Gallo se queda solo en la proclamación pública de su hallazgo de la noción de este especifico y virtualmente nuevo virus de cara a la atención mundial y sin el fraude de Gallo esto hubiera tomado otros derroteros.


Así que, parece que Gallo, desesperado por ganar el Nobel durante todos estos años, en última instancia, ha ayudado a su rival a ganar el premio. Y haberlo hecho de manera tan fraudulenta (a pesar de que el trabajo de Montaiger se acerca a la mera incompetencia) se ha excluido a sí mismo del premio. En otras palabras, al científico que más dinero ha ganado con el mayor fraude en la historia se le ha negado lo que más ansiaba, el Premio Nobel. Oh, se debió de sentir como una mosca en la pared cuando le llegó la noticia.