miércoles, 10 de septiembre de 2008

GILEAD SCIENCES (DONALD RUMSFELD) ENSAYA CON NIÑOS


http://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT00528957?term=gilead+HIV-1+children&rank=1
¿QUIEN ES EL PRINCIPAL ACCIONISTA DE GILEAD SCIENCIES?
¡¡¡¡DONALD RUMSFELD!!!!

Donald Rumsfeld

http://www.diagonalperiodico.net/spip.php?article161

Diego de los Canales ,
El secretario de Defensa norteamericano no ha permitido que sus responsabilidades políticas estropeen una vida dedicada a los negocios. Más bien todo lo contrario.
JPG - 18.8 ko
Paco Arjona

¿Qué relación puede haber entre cosas tan dispares como la gripe aviar, el VIH, Iraq, el Katrina, la viruela o el ántrax ? Muy fácil. De todos ellos, el actual secretario de Defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld, sigue nutriendo sus ya de por sí no poco llenos bolsillos. Rumsfeld es accionista (y antes de ocupar su actual cargo en la Casa Blanca era miembro de la dirección) de la empresa farmacéutica Gilead Sciences, que posee la patente del antiviral Tamiflu, el único remedio hasta ahora para la preocupante gripe aviar. Por su parte, George Bush ha solicitado al Congreso 7.200 millones de dólares para hacer frente a la gripe, una parte de los cuales se destinará a comprar antivirales fabricados por Roche, tras el acuerdo con Gilead Sciences para poder fabricar el medicamento.

SEPTIEMBRE/OCTUBRE DE 2001.

Supuestos ataques terroristas con ántrax en los Estados Unidos. Cunde el pánico en el mundo menos, de nuevo, en la farmacéutica Gilead de Donald Rumsfeld, única compañía poseedora de una vacuna contra el terrible ántrax. Se podrían seguir buscando vínculos entre Gilead y la Casa Blanca, con sus medicamentos para el VIH o para la Viruela, estos últimos curiosamente utilizados en Iraq, pero busquemos otro tipo de conexiones. Rumsfeld tiene lazos con empresas como Boeing, General Dynamics, Lockheed Martín, Northrop Grumman, Rockwell International, TRW, etc., todas ellas con contratos con el Ejército de los Estados Unidos para la fabricación de armas. Pero Rumsfeld no sólo es conocido por hacer negocios a costa de los impuestos de los norteamericanos. En 1983, Rumsfeld viaja a Iraq para reunirse con Sadam Husein en calidad de proveedor de armas por temor a que Irán se hiciese dueño del Medio Oriente. Del apretón de manos televisivo que representó el apoyo estadounidense a los iraquíes en la guerra Iraq-Irán se pasó al Proyecto para el Nuevo Siglo Americano de 1997, en el que los neoconservadores estadounidenses, entre ellos Rumsfeld, proponen luchar por la hegemonía norteamericana en el mundo, y cuyo primer paso fue la guerra de Iraq en 2003. Donald Rumsfeld cuenta, además, con el honor de ser el máximo responsable de lo sucedido en la cárcel de Abu Ghraib, de dirigir la comisión de investigación de lo allí sucedido y de hallar como única culpable a la soldado Lynndie England. Por si esto fuera poco, Rumsfeld parece haber olvidado que hace cinco años estuvo implicado en la venta de dos reactores nucleares por 200 millones de dólares a Corea del Norte, cuando formaba parte del panel de directores de tecnología del gigante ABB. Ahora, en la actualidad, de nuevo salpican las sospechas sobre el secretario de Defensa por la concesión de los contratos para la reconstrucción de Nueva Orleans tras el huracán Katrina y la unión de aquél con dichas empresas.