domingo, 21 de septiembre de 2008

ALIMENTACIÓN ANTIOXIDANTE Y REGENADORA

Alimentación antioxidante, estimulante y regeneradora: se sugiere una dieta vegetariana o semivegetariana con abundantes frutas de temporada principalmente naranjas, manzanas, uva negra; grosella; plátanos de Canarias, kiwis; frutos secos de orígen europeo: nuez, avellana, higos, pasas, etc; verduras, cereales, legumbres y algas. Pocos productos animales. Preferir el pescado blanco que no sea de piscifactoría y la carne de cordero y cabra. Preferible usar sal marina. Usar 60 a 80% de alimentos crudos con productos biológicos u orgánicos, frescos e integrales. Siempre que sea posible usar abundante ajo, cebolla, espárragos, cítricos, remolacha roja, col, repollo, brócoli, coliflor, repollitas de Bruselas, zanahoria, levadura de cerveza, germen de trigo, polen, leguminosas y cereales germinados. Usar aceites prensados al frío (por debajo de los 40 grados C), pues así conservan ácidos grasos poliinsaturados y escenciales, necesarios en la regeneración de tejidos y en procesos antiinflamatorios, de antioxidación e inmunoestimulantes. Los aceites de cárcamo, girasol y oliva, en su orden, son buena fuente de vitamina F o ácido linoleico. El aceite de lino es fuente de ácido alfa linoleico. La Crema Budwig está dando buenos resultados con personas que dejan de tomar antirretrovirales y quieren regenar el organismo