martes, 29 de julio de 2008

Eleni Papadopulos-Eleopulos

"¿Es el VIH la causa del SIDA?".
Fragmentos de la entrevista de Christine Johnson con Eleni Papadopulos-Eleopulos, aparecida en la revista Continuum, Otoño de 1997
CJ: El VIH, ¿causa el SIDA?.

EPE: No hay prueba que indique que el VIH cause el SIDA.

CJ: ¿Por qué no?.

EPE: Por muchas razones, pero una es la más importante, porque no existe prueba de que el VIH exista.

CJ: Esa parece una afirmación más bien audaz e increíble.

EPE: Supongo que lo es, pero a ella es a donde me lleva mi investigación.

CJ: ¿No aislaron Gallo y Montagnier el VIH a principios de los años 80?.

EPE: No. En los artículos que publicaron en Science por sus dos grupos de investigación, no hay ninguna prueba del aislamiento de un retrovirus de pacientes de SIDA[...]
Ese es uno de los muchos problemas. Montagnier y Gallo usaron la técnica de bandeo por gradiente de densidad, pero por alguna razón desconocida no publicaron ninguna imagen de Microscopía Electrónica del material a 1.16 gm/ml, el cual, ellos y todo el mundo después de ellos, llama "VIH puro". Esto es bastante insólito, porque en 1973 el Instituto Pasteur acogió una reunión a la que acudieron científicos, parte de ellos están ahora entre los expertos punteros en VIH. En esa reunión el método de aislamiento retroviral fue pormenorizadamente discutido, y el fotografiado de la banda 1.16 del gradiente de densidad fue considerado como absolutamente esencial.

CJ: Pero Montagnier y Gallo publicaron fotografías de partículas víricas.

EPE: No. Montagnier y Gallo publicaron microfotografías electrónicas de unas pocas partículas, las cuales proclamaron que eran retrovirus y VIH. Pero las fotografías no prueban que las partículas sean virus, y la existencia del VIH no se probó utilizando el método presentado en la reunión de 1973.

CJ: ¿Y cuál es ese método?

EPE: Los pasos que acabo de explicarle. El único método científico que existe. Cultivar células, encontrar una partícula, aislar la partícula, fragmentarla, encontrar qué hay dentro y entonces probar que esas partículas son capaces de replicar copias iguales así mismas cuando son añadidas a un cultivo de células no infectadas.